Copa América

Messi no fue a recibir la medalla tras ser expulsado: “No tenemos que ser parte de esta corrupción”

Share

Lionel Messi acusó de “corrupción” a la Conmebol en la organización de la Copa América que se diputa en Brasil. Dijo que la “corrupción” de la entidad presidida por el paraguayo Alejandro Domínguez “arruinó todo” lo que hizo la Selección en el campo de juego.

En el partido por el tercer puesto de la competición, el árbitro paraguayo Mario Díaz de Vivar echó al diez de la Selección a los 36 minutos del primer tiempo junto a Gary Medel. El chileno le tiró dos cabezazos al argentino, mientras éste se plantaba sin retroceder ante la agresión. La expulsión de Messi resultó insólita.

El crack argentino adjudicó su expulsión en el partido contra Chile por el tercer puesto de la Copa América a una represalia de la Conmebol por haber criticado el arbitraje en la semifinal contra Brasil.

Para el futbolista del Barcelona, su expulsión obedeció a sus críticas pos derrota contra Brasil. En ese encuentro Argentina fue notoriamente perjudicada por el arbitraje del ecuatoriano Roddy Zambrano.

“Si, creo que sí”, dijo después del partido, cuando le preguntaron si creía en esa hipótesis.

“No fui (a recibir la medalla) por todo un poco. No tenemos que ser parte de esta corrupción, de esta falta de respeto durante toda la Copa”, declaró el capitán de la Argentina.

“Nos vamos con la sensación de que estábamos para más. Hicimos los dos mejores partidos del campeonato, fuimos en crecimiento y no nos dejaron estar en la final”, evaluó.

Y disparó sin dudar: “La corrupción y los árbitros no permiten que la gente disfrute de fútbol, del show y arruinan todo esto”.

Dos periodistas le preguntaron si no tenía miedo de ser suspendido por sus declaraciones. El futbolista consideró que su obligación era “decir la verdad” más allá de los riesgos de hacerlo. Dejó en claro que una amenaza potencial de la Conmebol no lo condicionaba para dejar de lado su honestidad.

Share