Políticos y sindicalistas ignoraron el pedido del Papa de donar el dinero de los pasajes a los pobres y viajan a Roma

Share

 

francisco

 

El Papa Francisco pidió a los argentinos que en lugar de ir a Roma para el inicio de su pontificado, el próximo martes 19 de marzo, donen el dinero que esos gastos acarrearían a algún gesto de caridad hacia los más necesitados. Sin embargo hay cientos de fieles católicos que igual harán el gasto y una lista de políticos que, encabezada por la presidenta, también viajará a Italia para la asunción.

“Desearía que en lugar de ir a Roma para el inicio de su pontificado el próximo 19 de marzo, continúen con esa cercanía espiritual tan apreciada, acompañando con algún gesto de caridad hacia los más necesitados”, subrayó en nombre del Papa monseñor Joaquín Sucunza, vicario general de Buenos Aires.

Le hizo caso su hermana, María Elena Bergoglio, quien dijo que acompañará a su pariente desde Buenos Aires.

Pero la tentación de estar en el centro de poder del imperio católico, que se convertirá en una gran vidriera mundial el 19 de marzo, parece pesar más que el ruego del Pontífice franciscano de no hacer semejante gasto en pasajes, alojamiento y comida a precio euro.

Junto a Cristina Fernández viajarán también el canciller, Héctor Timerman; y el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, entre otros.

El titular de la Cámara baja, Julián Domínguez, y los diputados de la Unión Cívica Radical Ricardo Alfonsín y del Partido Socialista Juan Carlos Zabalza serán parte de la comitiva oficial que irá a la asunción formal de Jorge Bergoglio como nuevo Papa.

Desde el entorno de Alfonsín informaron que el legislador irá por su cuenta y que pagará de su bolsillo todos los gastos que involucre el viaje, aunque luego se sumará a la actividad oficial.

El Senado ya armó una comitiva de parlamentarios para viajar. Estarán en el Vaticano Rubén Giustiniani, por el FAP; Juan Carlos Marino y José Cano, por el radicalismo; y Aníbal Fernández y Mario Colazo, por el oficialismo.

Por Diputados, serán de la partida, además de Alfonsín, Agustín Rossi (FpV), Juan Carlos Zabalza (Partido Socialista), Ricardo Gil Lavedra (UCR), Federico Pinedo (PRO), Enrique Thomas (Frente Peronista) y el vicepresidente primero de la Cámara, Mario Negri (UCR).

Otros de los que ignoraron el pedido del Pontífice son el Jefe de Gobierno Porteño, Mauricio Macri, el secretario general de la CGT oficialista, Antonio Caló; el titular del gremio de taxistas, Omar Viviani; el jefe del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), Omar “Caballo” Suárez; y José María Arancedo y Carlos Accaputo, por la Comisión Episcopal Argentina.

Share