Mendoza

Se frenó el ritmo de la pérdida de empleo privado registrado en junio

Share

Fuente: Ministerio de Trabajo de la Nación con datos del SIPA

La fuerza laboral registrada del sector privado en Mendoza perdió 24 mil puestos de trabajo desde marzo. Ese universo de trabajadores se contrajo desde 249 mil puestos en marzo hasta los 224.300 de junio. La caída se frenó entre mayo y junio, lapso en el que la destrucción de empleos alcanzó a un centenar de registrados privados.

Unos 14300 puestos de empleo cayeron entre marzo y abril. Y desde entonces hasta mayo se perdieron otros 10.300 trabajos registrados. La pérdida de puestos de trabajo del sector en un año alcanza los 16.900. En junio del año pasado había 241.200 trabajadores privados en la economía formal.

En los datos de junio recién informados por la cartera de Trabajo de la Nación, se aprecia un freno en la escalada de cierres de fuentes laborales en el sector privado formal. La investigación no aborda la situación del mercado laboral informal.

La fase uno de la cuarentena antipandemia rige desde el 20 de marzo. Antes, el sector privado de la economía mendocina estaba en retirada en el mercado del trabajo.

Entre marzo de 2019 y el mismo mes de este año se habían esfumado 7400 empleos registrados en la provincia. A ritmo mucho más lento que el impreso por la pandemia, el sector venía en retroceso con anterioridad al problema sanitario.

No obstante, en los días que corrían de este año antes de la declaración del estado de emergencia sanitaria se había notado una recuperación de puestos de trabajo privados. En marzo había 7.700 trabajadores registrados más que en diciembre, cuando la masa total del sector redondeó los 241.300 puestos.

La última encuesta de empleo difundida por el INDEC, correspondiente al primer trimestre de 2020, estimó una población trabajadores de 517 mil personas en el Gran Mendoza, adonde contó poco más de un millón de habitantes, en torno a la mitad de la población de la provincia.

La desocupación en el área de la foto estadística alcanzaba a unas 50 mil personas (9,8%) y la subocupación a 82 mil (15,9%). La falta de empleo castiga más a las mujeres, con una tasa del 11,8 por ciento contra una del 8,1 por ciento para los hombres. Y más duro le pega el desempleo a los jóvenes, con tasas del 19,8 por ciento en el segmento de mujeres de hasta 29 años, y del 14,5 por ciento para los varones del mismo target.

La foto que viene, del segundo trimestre, arrojará datos peores en consonancia con los efectos de la pandemia sobre la economía.

Fuentes

El informe periódico sobre Situación y evolución del trabajo registrado que emite el Ministerio de Trabajo de la Nación se basa en información producida por el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), que es el registro administrativo que contiene las declaraciones juradas de empleadores a partir de las cuales se realizan los pagos de aportes y contribuciones patronales. Es una fuente primaria de información no muestral y tiene cobertura sobre el universo de empleadores registrados que declaran trabajadores en el sistema de seguridad social.

Los datos de desempleo que entrega el INDEC se fundan en los resultados de la Encuesta Permanente de Hogares, que tiene cobertura sobre 31 aglomerados urbanos del país.

Share