La derecha laborista fracasó en su intento por desbancar a Jeremy Corbyn de la conducción del partido opositor al de la conservadora Theresa May

Share

corbyn

El líder del principal opositor Partido Laborista en Reino Unido, Jeremy Corbyn, fue reelegido con amplia ventaja, tras una contienda que altos miembros del partido catalogaron de rencorosa y traumática.

El partido ha estado afectado por peleas internas desde que Corbyn, un izquierdista de la vieja guardia laborista, asumió el liderazgo pero cuyos números de aceptación han caído en los sondeos de opinión.

Aunque Corbyn tiene amplio apoyo entre los miembros del partido a nivel nacional, varios de sus colegas parlamentarios han intentado forzar su salida porque creen que nunca los podrá llevar a la victoria electoral nacional con su ideología de izquierda.

Corbyn es partidario de negociar con Argentina la soberanía de Malvinas asumiendo que Gran Bretaña es un invasor en las Islas. Esa postura es la opuesta a la que sostiene la primer ministro, Theresa Day, con quien Macri acordó que Argentina facilitará la administración de Malvinas sin necesidad de que los británicos se sienten a negociar la soberanía.

El más reciente desafío a su liderazgo vino de parte de Owen Smith, un parlamentario de Gales con vínculos con  grandes corporaciones multinacionales, que había formado parte del equipo de trabajo de Jeremy Corbyn.

Después del referendo que decidió la salida de Reino Unido de la Unión Europea, Owen Smith criticó el desempeño de su líder por evitar el Brexit y lanzó el desafío para desbancarlo.

Pero no pudo competir con las grandes multitudes que acompañaban a Corbyn en sus congregaciones políticas ni ganarse el apoyo de líderes sindicales.

El resultado estaba escrito y Corbyn ganó por un margen de 61,8% y sale más fortalecido que antes, con un claro mandato, comentó el analista político de la BBC, Norman Smith.

Los parlamentarios laboristas opositores de Corbyn tendrán ahora que reconsiderar su postura.

Corbyn, por su parte, se declaró “honrado” por su reelección y prometió trabajar para unir un partido dividido tras meses de tensiones internas.

Se vaticina que el líder laborista concentrará sus esfuerzos en un plan para derrotar al gobernante Partido Conservador en elecciones generales.

Fuente: BBC Mundo

Share