Informe CAME

Cae el consumo de alimentos, ropa y calzado… crece el rubro de las reparaciones

Share

La caída en las ventas en los negocios minoristas no cesa. Foto: Los primeros

Los ajustes desmedidos en los alquileres y la baja en las ventas producto de la caída del salario están dándole la estocada final a las ventas en los comercios minoristas: las ventas interanuales cayeron 15% en abril, según difundió la Confederación Argentina de la Mediana Empresa. Contando sólo ese mes, el desplome fue de 13,4%.

La decadencia comenzó con la apertura de importaciones, siguió con la ejecución de brutales tarifazos y paritarias a la baja que dejaron si poder de compra a los consumidores, y siguió con la puesta en marcha del programa Puerta a Puerta, que libera de impuestos y facilita las compras en el exterior vía on line. Todas son medidas del plan económico de Cambiemos desde que asumió.

Los salarios perdieron 11 por ciento de poder de compra en un año

Según CAME, las ventas bajan también en la modalidad on line: “Las tarjetas recargadas y la necesidad de bajar los niveles de endeudamiento de las familias repercutieron en la venta online particularmente, que es muy dependiente de ese medio de pago”.

“Las ventas en Abril se mantuvieron muy quietas, incluso las ofertas agresivas tuvieron poco atractivo. Hubo muchos comercios liquidando mercadería al costo, con descuentos de hasta 60% que absorbieron completamente los empresarios frente a las urgencias de liquidez. Pero los compradores no aparecieron”, ilustró la CAME.

El “Puerta a Puerta” que impulsa el macrismo dará el tiro del final a las ventas, dicen los comerciantes

La suba de los alquileres, puntualizó la entidad, completa el cuadro de asfixia: “Está siendo un factor de presión sobre los costos de los comercios. Los más afectados buscaron zonas más económicas o locales más pequeños para mover sus negocios y achicar costos”.

Cuando se promedia la venta en locales físicos y la venta online el resultado previsiblemente es a la baja: -13,4%. Ningún rubro escapa al empobrecimiento general de los bolsillos.

La pobreza avanzó sobre los trabajadores asalariados en el último año

Baja el consumo de carne, ropa y calzado

• Alimentos y Bebidas: las ventas en cantidades disminuyeron 8,6% anual y acumulan un declive de 6,2% en el primer cuatrimestre del año. La tendencia fue negativa en todo el país, pero especialmente en provincias como Tucumán, Jujuy, y Santiago del Estero.

Lo que más se resintió fue el consumo de carne vacuna, lácteos y fiambre, especialmente por las subas de precios agudas con que llegaron esos productos al comercio.

•Indumentaria: cayó 13,7% frente al mismo mes del año pasado, un achicamiento profundo que se extendió a la venta electrónica (-1,4%). El rubro se movió con muchas consultas y pocas operaciones. Se sintió la falta de circulante en la gente.

•Calzado: la caída fue de 22%.

No se compra, se arregla lo viejo

Otro rubro a la baja según CAME es Electrodomésticos, Electrónicos, Computación, y Celulares, que se desplomó -15,6%. Los argentinos, indica CAME, en vez de comprar o reponer lo que se rompe, intentan arreglarlo.

“La contracara de la disminución en este último rubro fue el incremento en la demanda de reparaciones”, señaló la entidad.

Share