Catástrofe ambiental

Camino a la extinción: el fuego en Australia ya mató a la mitad de la población sana de koalas

Share

Al menos 23 personas murieron y más de 480 millones fueron alcanzados por el fuego y calcinados durante los incendios que azotan a Australia. Además, hay cerca de 15.000 viviendas destruidas por el fuego. Dentro de la cifra de animales muertos, se encuentran especies protegidas. En las últimas horas murieron 25.000 ejemplares sanos de koalas.

Se trata de la mitad de la población de koalas en Australia que no sufre una mortífera enfermedad y que es clave para “asegurar” el futuro de la especie. Todos murieron después de que los incendios arrasaran una isla santuario, dijeron el domingo los servicios de rescate.  La isla Canguro, una turística zona natural frente a las costas del estado de Australia del Sur, es el hogar de muchas especies nativas, entre ellas los koalas, cuya población se estima en 50.000 individuos.

En los últimos días, las condiciones han empeorado. Un incendio se propagó rápidamente en la isla Canguro y arrasó el viernes 170.000 hectáreas, una tercera parte de la isla. “Más del 50% (de la población) ha desaparecido”, dijo a la AFP Sam Mitchell, del parque natural de la Isla Canguro, que está recaudando fondos para tratar a los koalas heridos. “Las heridas son extremas. Otros se han quedado sin hábitat donde ir, así que morirán de hambre en las próximas semanas”.

Según un estudio de la Universidad de Adelaida publicado en julio, los koalas de la isla Canguro son especialmente importantes para la supervivencia de la especie en estado salvaje ya que son el único grupo importante que no sufre de clamidia, una infección bacteriana asintomática que puede provocar ceguera, esterilidad y la muerte.

“Son un seguro para toda la población”, dijo a la AFP Jessica Fabijan, que llevó a cabo la investigación. “Estos incendios están arrasando la población”. Según esta científica, los virulentos incendios en Nueva Gales del Sur y en la región Gippsland, en el estado de Victoria, donde viven las mayores comunidades de koalas, también terminarán con muchos otros animales.

“Es una de las mayores tragedias para la población desde finales del siglo XIX, cuando los cazaban por sus pieles”, advirtió. Al no sufrir la clamidia, los koalas de la isla no pueden ser trasladados, dijeron las autoridades estatales. Los veterinarios están cuidando a los animales heridos en la misma isla.

Fuente: AFP/La Semana

Share