Daño ambiental en Vaca Muerta

Greenpeace exige la clausura del basurero de Añelo: “Tiran residuos del fracking al suelo, sin tratamiento”

Share

Después de la denuncia contra Treater en la Fiscalía de Delitos Ambientales de Neuquén, Greenpeace pidió la clausura del basurero ubicado en Añelo, corazón de Vaca Muerta. Laura Vidal, del equipo de Energía de la organización ecologista, dijo que aportaron pruebas “de que las empresas depositan los lodos del fracking en el suelo directamente, sin tratamiento. Venimos viendo cómo el basurero ha ido creciendo sin impermeabilización de las piletas”.

Shell, Ypf, Total, Chevron, Pan American y Schulumberger llevan los desechos a Treater, y ellos, según Greenpeace, “simplemente abren más espacio a medida que van llegando los camiones con lodo (o flow back, como se conoce a los líquidos residuales de la fractura de roca) depositando todos los desechos de la industria del fracking directamente en el suelo. No se puede tener un basurero operando con este nivel de irregularidad”, señaló Vidal en entrevista con radio UNCo Calf. 

En consonancia, el titular de la Fiscalía de Delitos Ambientales, señaló esta semana que Treater “recibe más residuos de lo que puede tratar” y que las piletas están al borde del colapso. Por otra parte, el abogado de la Confederación Mapuche de Neuquén, Emanuel Guagliardo, denunció que las petroleras y el Gobierno simulan que se hace un tratamiento de residuos que en realidad no se concreta “para abaratar costos”. 

El basurero de Añelo “recibe más residuos de los que puede tratar” y hay piletas al borde del colapso

“Vaca Muerta no es una apuesta inteligente”

Vidal sostuvo que para Greenpeace “Vaca muerta no es una apuesta inteligente por parte del país, estamos invirtiendo en energías sucias y no renovables, y lo estamos haciendo al costo de sacrificar territorios”.

Luego apuntó que los verdaderos basureros petroleros “se llaman rellenos de seguridad y sirven para tratar residuos. Esto que está ocurriendo en Añelo es especular con el volumen de lodo que se produce abriendo espacio en la tierra y no tiene nada que ver con un relleno de seguridad de la industria de hidrocarburos”.

Sobre el descontrol en los daños ambientales en Vaca Muerta, aseguró que “no se está chequeando ningún tipo de tratador en para poder tratar los lodos que genera la actividad, que genera un volumen por mes, por pozo, de 800 metros cúbicos de lodo, y hay 830 pozos en actividad”.

Y reforzó la idea del territorio sacrificado: “Estás sacrificando territorio diciendo que esto va a generar empleo. lo mismo podrías invertir en energías renovables sin exponer a la gente a este nivel de contaminación, a contaminar ríos, a deshacer una economía regional basada en la fruticultura. En la ultima COP (N. de la R: Cumbre del Clima) se concluyó que no se debe seguir invirtiendo en este tipo de energías”.

Las muestras de Añelo se analizaron en EE.UU.

Vidal adelantó que las pruebas que se tomaron en el suelo y agua de Añelo serán enviadas a los gobiernos correspondientes. “Queremos que se realice la clausura de este lugar y que se evalúe este tipo de proyectos que son tan dañinos. Nosotros hicimos tomas aéreas, hicimos tomas satelitales y vimos cómo fue creciendo. Hicimos un seguimiento de los camiones para ver de que empresa provenían, y se constató que las empresas envían los residuos sin ningún tipo de control ambiental”, indicó.

 

“Tomamos muestras en el campo y las mandamos a analizar a nuestro laboratorio de Estados Unidos. Los resultados arrojaron que existía presencia de hidrocarburos y metales pesados como cadmio, cromoy  y cobre. Hubo una muestra que no pudimos analizar porque podía dañar el equipo del nivel de contaminación que existía. las muestras eran dañinas. Es decir que no existe ningún tipo de tratamiento”, detalló.

“El fracking existe por connivencia de gobiernos y empresas”

La referente de Greenpeace aseguró que “no hay manera de garantizar, ni siquiera en Estados Unidos donde hay más control del fracking están exentos de la contaminación y el daño en las poblaciones”. Y remarcó que en Vaca Muerta “no existe ni por equivocación las medidas de seguridad que hay en Estados Unidos. Acá directamente tienen un volumen de residuos que tiran ahí acumulando contaminación, a cinco kilómetros de los campos de cultivos, a 3.7 kilómetros del río Neuquén. Además los vientos transportan los vapores que salen de ahí, que llegan a la población”.

Sobre el tipo de lugares donde el fracking puede avanzar sin controles, Vidal analizó: “Este tipo de cosas se ven en economías que están oprimidas por alguna situación de crisis, entonces vienen las grandes empresas y operan con doble estándar. Las empresas que operan con Treater son todas grandes, y en sus casas matrices de Europa no operan igual, operan distinto según donde estén, con doble estándar. El fracking existe donde hay falta de regulación y control y connivencia entre políticos y empresas”.

Share