Mujeres y mercado

Imperdible charla de economía feminista en Ciencias Económicas de la UNCuyo

Share

Sin mujeres lavando platos y ropa, cocinando, criando niños, cuidando abuelos, no podría haber otros seres humanos ocupados en hacer andar los engranajes el mercado. Con la diferencia que la tarea de las mujeres se hace puertas adentro, es considerada un área domestica, y por ende pareciera terreno sin discusión. Por tanto el pago y la jubilación por la realización de las tareas es considerado estrambótico para cualquier economista clásico, ortodoxo.

Pero no lo es, desde hace años, para quienes se ocupan de la economía con perspectiva feminista. Este jueves, en la biblioteca de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCuyo, desde las 15, habrá una charla para que esos conceptos dejen de parecer extraños.

“La economista feminista plantea poner en el centro de la economía la sostenibilidad de la vida. Hoy todo lo que se estudia en economía tiene que ver con cuestiones que pasan por el mercado cuando el mercado no se podría sostener sin el aporte del trabajo no remunerado y las tareas invisibilizadas que hacen las mujeres”, resumió Belén Paz, economista de la UNCUyo.

La charla se organiza en el marco del Taller de lectura de economía feminista que se lleva a cabo a lo largo de este semestre, detalló Paz en una entrevista con La Mosquitera. De la charla participarán Gabriela Marzonetto (Conicet), quien ha investigado las políticas públicas de cuidado en Argentina, y Virginia Alonso (UNCuyo), quien indaga el mercado de trabajo en la vitivinicultura con perspectiva de género.

Paz puso el acento en los índices del mercado laboral que no son favorables a las mujeres. Según el INDEC, por ejemplo, en Mendoza se triplico la tasa de desempleo en mujeres mayores de 30 años.

Otro estudio, esta vez del Ministerio de Producción, remarca la dificultad de las mujeres para insertarse en el mercado laboral y señala que, en el caso de quedan desempleadas, tardan mucho más en reinsertarse que los varones.

Las mujeres tienen 40% menos chances que los varones de acceder a un empleo formal

Share