Datos oficiales

La tasa de desempleo en mujeres mayores de 30 se triplicó en Mendoza en un año

Share

En un año en Gran Mendoza se pasó de 18 mil desocupados a 40 mil, según los datos del INDEC. La pérdida de trabajo en 2018 fue constante: de 18 mil el año terminó con 26 mil desempleados y se allí pasó a 40 mil en el arranque de 2019.

Además de la multiplicación del desempleo, el reporte del INDEC indica que en Gran Mendoza se triplicó la tasa de desempleo en las mujeres de entre 30 y 64 años en sólo un año.

Mujeres de hasta 29 años en el primer trimestre de 2018 sumaban una tasa de desempleo de 16,2, de 30 a 64 sumaban 3,3. Un año después bajó la desocupación entre las más jóvenes a 13,9, pero se triplicó la tasa entre las mujeres de 30 a 64 años.

Datos 2018, primer trimestre: desocupación en mujeres de 30 a 64 años 3,3

 

Los datos del primer trimestre de 2019: desocupación en mujeres de 30 a 64 años 9

 

Según un informe sobre el mercado de trabajo publicado por el Ministerio de Producción en 2018, “la tasa de actividad de las mujeres argentinas es, como en todo el mundo, inferior a la de los varones. Sin embargo, en nuestro país la brecha de participación es mayor que en otros países de la región. El nivel de participación laboral de las mujeres está directamente relacionado con el rol asignado en la división sexual del trabajo”.

Las estadísticas históricas muestran que la desocupación afecta siempre más a las mujeres que a los hombres, sin importarla edad, el nivel educativo o la posición en el hogar.

Sin embargo, el desempleo entre las mujeres que pasaron los 30 es problemático, además de la condición intrínseca de no tener trabajo, porque se demora más la reinserción laboral. “La duración del desempleo es más prolongada en las mujeres que en los hombres, lo cual puede relacionarse con el rol ocupado por unos y otras tanto dentro como fuera del hogar”, resume el citado informe del Ministerio de Producción.

La maternidad como condicionante

Según el informe, las mujeres que logran insertarse en el ámito laboral lo hacen en períodos “previos a la reproducción familiar (20-45 años) con posterior descenso rápido y sostenido”.

La duración del desempleo es muy diferente en hombres que en mujeres, señala el reporte.  La mayor proporción de hombres padece una desocupación de muy corta duración (57,3% de los desocupados varones está en esa condición hace 3 meses o menos vs. 38,2% de las mujeres).

“Este corto tiempo de desempleo entre los hombres es explicable por la mayor proporción de jefes de hogar (25,6%), con la consiguiente presión en la obtención de un ingreso para el hogar”.

En cambio, entre las mujeres, encontramos una proporción mayor de desocupadas de larga duración (29,7% vs. 17,1%), a la vez, entre éstas, se observa un mayor número de cónyuges (26,0%). Es decir que a las mujeres que perdieron el trabajo en Mendoza en el último período les costará más que a los hombres desocupados la reinsersión laboral.

Este es el informe completo del Ministerio de Produccion:

 

Share