En foco

La marca en la Legislatura de la marcha por el femicidio de Florencia Romano

Share

La macha contra el femicidio de Florencia Romano tuvo entre sus derivaciones una manifestación incendiaria contra la Legislatura de Mendoza.

De la bronca por el femicidio de Florencia a las llamas que quemaron la Legislatura

El gobierno de Mendoza asumió en público que liberó la zona para los desmanes considerando que era el mal menor que tenía enfrente.

Destrozos tras la marcha: el Gobierno dice que liberó la zona “para evitar un mal mayor”

Las organizadoras de la marcha que se originó en la indignación por el femicidio de la niña de 14 años, en Maipú, denunciaron la participación de infiltrados en los acontecimientos finales de la manifestación, cuando se rompieron vidrios en la Casa de Gobierno y el Palacio de Justicia, antes de que se concentraran las acciones contra la fachada de la Legislatura.

Los grupos feministas de Mendoza, que estaban de una u otra forma vinculados con la marcha por Florencia, pidieron la salida del jefe de la Policía, Roberto Munives, un comisario del corazón del poder cornejista dentro de la fuerza de seguridad.

Organizaciones feministas pidieron la renuncia del jefe de la Policía y del ministro de Seguridad

El gobierno del radical Rodolfo Suárez tiene que explicar por qué el servicio de respuesta inmediata de la Policía desestimó el clamor por la seguridad de la niña de 14 años que fue asesinada en el marco de una traca escabrosa cuya trascendencia pública estuvo contaminada por los intereses policiales y políticos desde el principio.

La Policía ignoró un llamado que alertó sobre gritos de auxilio el día en que desapareció Florencia. Y en ese acto se funda la mayor parte de los cuestionamientos al gobierno y a la Policía desde que se supieron algunos detalles del femicidio.

La Policía ignoró un llamado que alertó sobre gritos de auxilio el día en que desapareció Florencia

Share