Lejos del din din don y el jojojo: Navidad sin paz y amor y una prisión al aire libre en las tierras de Jesús

Share

navidad
Papa Noeles palestinos discuten con policías de Israel que vigilan la entrada y salida en la franja de Gaza.

 

 

Fuerzas de Ocupación Israelíes (FIO) dispersaron con gases lacrimógenos una marcha pacífica para pedir una “Navidad sin ocupación” en Belén en una de las muestras de que las fiestas en las tierras de Jesús no reflejan la paz y la tranquilidad del márketing con que se vende a esta fecha en el mundo occidental. Todo esto ocurre a días de la votación sobre el reconocimiento formal de Palestina como Estado soberano en el Consejo de Seguridad de la ONU, que tendría lugar antes de fin de año, según el negociador principal palestino, Saeb Erekat.

Los manifestantes marcharon hacia el puesto de control militar (Checkpoint) israelí en el norte de Belén para celebrar la Navidad y repartir regalos a los niños de la zona.

Las FIO  impidió a los manifestantes, algunos de los cuales estaban vestidos como Santa Claus, de llegar al puesto de control y lanzaron gases lacrimógenos contra la multitud.

Mazen al-Azza, activista de la Iniciativa Nacional Palestina, dijo a la agencia de noticias Maan que la marcha tenía un mensaje de Navidad pacífica, pero “los soldados israelíes no perdieron la oportunidad de reprimirla agrediendo a periodistas y manifestantes pacíficos”.

Israel anunció a principios de esta semana que varias medidas restrictivas debían tomarse para permitir el movimiento de los cristianos palestinos durante la temporada de vacaciones de Navidad. Belén hoy es uno de los Ghetos o Bantustanes de Cisjordania. Gracias al Muro israelí, que este terminó con rodear totalmente a la ciudad del nacimiento de Jesús, Belén hoy es una ciudad prisión, el horizonte de Belén termina en el Muro de Apartheid.

navidad1
Mnifestantes palestinos afectados por gases lacrimógenos.

 

 

El Coordinador israelí de las Actividades Gubernamentales en el Territorios [Ocupado], Yoav Mordechai informó las varias medidas que se llevarán a cabo hasta el 19 de enero, cuando sea la fecha límite de las celebraciones de Navidad en Palestina.

Mordechai dijo que a los cristianos palestinos que viven en Cisjordania se darán permisos a largo plazo para los viajes en la Palestina ocupada durante la temporada navideña, aunque se anunció que hay un número específico.

También dijo que 700 cristianos palestinos de la Franja de Gaza, ya sean menores de 16 o mayores de 35 años, se les permitirá la entrada a la Palestina ocupada y Cisjordania.

navidad2

A 500 cristianos palestinos de Cisjordania también se les permitirá visitar a la familia inmediata en la Franja de Gaza, mientras que otros 200 se les dará permisos para viajar por el aeropuerto Ben Gurion, que normalmente está restringido para los palestinos.

Según las estadísticas de la CIA, 123.000 cristianos palestinos viven en la Palestina ocupada, y otra de 226.000 residen en Cisjordania y la Franja de Gaza.

Las fuerzas israelíes mantienen severas restricciones a la libertad de movimiento a los palestinos entre Cisjordania, Franja de Gaza, y la Palestina Ocupada a través de un complejo sistema de permisos.

El sistema discriminatorio ha convertido a Gaza en una prisión al aire libre con más de 1,8 millones palestinos, a quienes rara ver se les otorga permisos para dejar la sitiada franja.

A los cristianos de Gaza se les concederán a menudo permisos religiosas fuertemente restringidos.

Del mismo modo, los palestinos en la Cisjordania ocupada, no se les permitirá visitar la Palestina ocupada, excepto durante las fiestas religiosas.

A los palestinos con ciudadanía israelí se les permite viajar a través de los territorios ocupados por Israel, así como de Cisjordania, pero no en Gaza, mientras que los refugiados palestinos que no están bajo el gobierno israelí, se les está negado casi completamente el acceso a la Palestina ocupada y a Cisjordania, pero pueden, en teoría, debido al asedio, entrar en Gaza.

Además, incluso el movimiento palestino dentro de Cisjordania se regula a través de un sistema racista que incluye una compleja combinación de puestos de controles (Checkpoint) fijos y esporádicos, caminos abiertos exclusivamente a los colonos sionistas, un sistema de transporte público restringido a los palestinos, y muchos otros obstáculos.

En febrero, el Parlamento israelí aprobó una ley para diferenciar a los palestinos cristianos del resto de la comunidad palestina que permanece dentro de los territorios de 1948.

Miembros árabes de la Knesset condenaron por unanimidad el proyecto de ley como un acto de “racista” y una táctica de “divide y vencerás”.

A pesar de la afirmación del MK Yariv Levin que Israel es el único lugar en el que supuestamente “protege” los cristianos, las iglesias en Cisjordania regularmente son víctimas de ataques de “etiqueta de precio”, un término sionistas que se usa para describir los crímenes de odio contra los palestinos.

Fuente: Ma’an, Al-Akhbar/Palestinalibre.org

Share