Informe privado

Se fugaron 102.472 millones de dólares desde que Macri se puso la banda presidencial

Share

Macri el día de su asunción como presidente. Detrás, el presidente por un día, Federico Pinedo.

Desde que Mauricio Macri se puso la banda presidencial hasta fines de junio de 2019 se fugaron en Argentina 102.472 millones de dólares. El dato fue publicado en el último informe del Observatorio de Deuda de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (ODE de la UMET).

El informe del ODE -publicadopor Página 12 este miércoles- revela que “el gobierno actual endeudó a la Argentina a un ritmo récord: en tan sólo 3 años y 6 meses el Tesoro Nacional emitió deuda en moneda extranjera y en pesos por unos 163.985 millones de dólares”. Si a ese monto se le suman las emisiones de deuda por parte de los Estados provinciales y por los sectores privados en moneda extranjera, “la cifra total alcanza los 190.081 millones de dólares”.

La fuga de capitales calculada por el ODE sobre la base de fuentes oficiales llegó exactamente a los 102.472 millones de dólares, precisa el diario porteño.

“Quien asuma la conducción del Estado heredará una abultadísima deuda pública que deberá repagar inexorablemente en los próximos cuatro años. Para el período 2020-2023 se esperan vencimientos de deuda soberana en moneda extranjera por un total de 153.695 millones de dólares, de los cuales unos 53.382 millones de dólares corresponden a pagos al FMI por el préstamo stand-by firmado por el Gobierno en junio de 2018”, advierte el informe, citado por Página 12.

El reporte fue elaborado bajo la dirección del economista Arnaldo Bocco, y según el rector de la UMET, Nicolás Trotta, “la fuga fue estimulada por la política cambiaria y financiera. Esa política estuvo acompañada por un sistema de tasas de interés que permitió ganancias especulativas y destruyó la economía real”.

Agregó Trotta que “a mayor fuga menor empleo, menos inversión real y más pobreza” y que “el vencimiento de la deuda está concentrado en los próximos cuatro años. Apunta a condicionar a un futuro gobierno de signo distinto al actual”.

Share