Gatillo fácil

Verdú, de Correpi: “El gobierno de Mendoza busca el voto bala y el voto cárcel”

Share

María del Carmen Verdú, referente de la Correpi.

“El gobierno de Mendoza, que es parte de la coalición Cambiemos, busca el voto bala y el voto cárcel”, sintetizó María del Carmen Verdú, referente de Correpi, sobre casos como el de Lucas Cazzarco, el hincha de la Lepra, asesinado por la espalda por Diego Guzmán, policía de Infantería, en un operativo represivo en 2014.

Entrevistada por radio La Mosquitera, la militante contra el gatillo fácil y las políticas represivas, evaluó que, aunque éstas se reiteran desde que volvió la democracia, “ningún gobierno ha utilizado las herramientas represivas con la profundización extremadamente punitiva como ha hecho el gobierno de Cambiemos y sus aliados”.

Ejemplificó esa sentencia con el índice de muertes por represión y gatillo fácil: “Hasta hace 4 años teníamos un muerto cada 30 horas en el país, el último inform de febrero nos marcó un muerto cada 21 horas. Se hace una legitimación pública del gatillo fácil con el abrazo a Chocobar por ejemplo. Y cuando no hay otro remedio que llegar a una condena se condena al individuo sin resaltar que es parte del aparato estatal”.

Verdú indicó que “se ha incrementado el gatillo fácil y la represión directa estatal en los últimos tres años, es algo nunca visto desde el fin de la dictadura. Es un estado de excepción a punta de pistola reglamentaria”.

Cuestionamiento al pedido del fiscal

En ese sentido, puntualizó que la represión no es patrimonio exclusivo de las fuerzas de seguridad “sino que todo el aparato estatal que tiene una tarea que cumplir”. Por eso ponderó como parcial el pedido de prisión del fiscal Darío Tagua, quien solitó 18 años para Guzmán por homicidio simple. “El homicidio simple es algo que le cabe a cualquier ciudadano. Pero el policía tiene el agravante de ser miembro de las fuerzas de seguridad. No es lo mismo y eso está contemplado en el Código Penal. El policía tiene una doble función como individuo y como funcionario público que es no usar las herramientas que le provee el estado para matar”.

El fiscal pidió 18 años de prisión para el policía que mató por la espalda al hincha de la Lepra

“La propia figura usada por el fiscal busca disimular el rol estatal como si sólo fuera responsabilidad de Guzmán, que era un policía que intervenía como parte de un operativo represivo”, completó Verdú.

Informe especial: Gatillo fácil en Mendoza

Share