La madre de Lucas Carrazco denunció que una mafia policial persigue a su familia desde que asesinaron a su hijo

Share
espina
Viviana Espina en una de las manifestaciones por los casos de gatillo fácil en Mendoza. Foto: Explícito

Viviana Espina, madre de Lucas Carrazco -el hincha de la Lepra asesinado en un operativo policial tras un partido en el Bautista Gargantini- denunció que una mafia policial persigue a su familia desde el crimen de su hijo, con llamadas telefónicas e incluso un episodio de amedrentamiento callejero con armas a su hijo menor, Mariano. La mujer fue detenida este jueves por la noche a la salida del partido de la Lepra en un altercado con policías de la UMAR.

Entrevistada en el programa Malos días, de radio UTN, Espina reveló que tras el asesinato de Lucas, en marzo de 2014, el 17 de diciembre de ese año a su hijo menor Mariano, de 13 años “le pusieron un arma en el estómago en la calle unos policías muy parecidos a los que estaban cuando mataron a Lucas y le dijeron ‘ojo con la policía, callate vos y la bocona de tu vieja. Hice la denuncia. A un niño que hacía pocos meses acababa de perder a su hermano, y Mariano estaba presente en el momento del hecho”. Lucas Carrazco, uno de los jóvenes que engrosa la lista de víctimas del gatillo fácil en Mendoza.

Desde entonces, señaló la mujer, no ha cesado el hostigamiento: “Fui víctima en estos dos años y seis meses de diferentes amenazas telefónicas. Me decían ‘con un sólo tiro no nos alcanza’, ‘Al juicio no vas a llegar’, describían cómo iba vestida por la calle, me decían dónde estaba sentada y que con un sólo tiro les alcanzaba. No lo hice público porque no tengo miedo, con la pérdida de Lucas no tengo más nada que temer”.

Espina señaló que en la Fiscalía le dijeron que los llamados fueron realizados desde teléfonos con chips descartables imposibles de rastrear. “Hacen dos o tres llamados y los tiran”, agregó.

La mujer fue entrevistada en el marco de la detención de la que fue blanco este jueves por la noche y que reveló el diario El Sol: “Unos policías de la UMAR se pusieron a perseguir a unos pibes que venían cantando y les dije que no lo hicieran. Se pusieron muy violentos entonces les dije ‘no sean policías, estudien’. Ellos decían ‘tres o cuatro negros de estos que nos llevemos en cada partido y se va a terminar todo’. Por suerte me llevaron a mi sola a la comisaría, no a los chicos, por suerte”.

 

Oposición al juez Valerio

El caso del juicio por el asesinato de Lucas Carrazco fue uno de los puntos por los que recibió múltiples impugnaciones el candidato de Alfredo Cornejo a la Corte, José Valerio. El camarista faltó a una audiencia clave por el crimen alegando estar enfermo y el proceso volvió a foja cero. Sin embargo, por la tarde se presentó a horario de consulta en la Facultad de Derecho.

En la audiencia pública estuvo la hija de Espina leyendo la impugnación. “Valerio tenía hasta el 20 de setiembre a las 23.59 para conformar la Cámara, Spektor y Uliarte estaban disponibles hasta esa hora, pero prefirió ir a dar clases a asistir a un juicio tan importante. En la audiencia dijo que el debate le producía una gran situacion de estrés, que por eso no había ido”, resaltó Espina, quien insistió en su postura de oposición a que el magistrado integre el órgano superior de justicia de Mendoza.

La lista del gatillo fácil de Mendoza

Lucas Carrazco murió en marzo de 2014 por un golpe en la cabeza en medio de un operativo de represión policial a hinchas de la Lepra tras un partido entre Independiente Rivadavia e Instituto en el Bautista Gargantini.

Mientras que el Ministerio de Seguridad sostuvo hasta ahora la clásica versión del enfrentamiento entre hinchas como causante de la muerte de Lucas, hinchas de la Lepra y la familia acusaron desde el principio a la misma policía de asesinarlo con un disparo de una bomba de gas lacrimógeno que dio en su cabeza.

La querella del caso insistió con esta hipótesis, apoyada por la versión de testigos de esa noche que aseguraron que el proyectil fue lanzado a unos 10 o 15 metros de donde estaba Lucas.

Junto a la familia y los amigos de Lucas, reclaman desde entonces por el esclarecimiento del caso agrupaciones como Gatillo Fácil Mendoza, la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional y el Observatorio de la Violencia de Estado en Mendoza, entre otros.

Share