Cámara en vivo

Beirut vive horas de protestas tras las explosiones en el puerto

Share

Una multitud de manifestantes, liderados por militares retirados, tomó el edificio de la Cancillería de el Líbano para proclamarla “sede de la revolución”, mientras el primer ministro, Hassan Diab, anunció que no renunciará y convocará a elecciones anticipadas, en una jornada de protestas generadas por la indignación popular tras la catastrófica explosión que esta semana devastó parte de la capital Beirut.

Tras la toma de la sede de la Cancillería el premier Diab pronunció un breve discurso en el que remarcó que no renunciará, que abre un periodo de dos meses para plantear una reforma política y que el lunes enviará un proyecto convocando a elecciones anticipadas.

“Todos tienen que olvidarse de elecciones ahora. lo que estamos enfrentando es una catástrofe…ningún hombre solo podrá resolverlo. La explosión es uno de los resultados de la corrupción y el mal manejo del Gobierno que hemos visto por años”, señaló en un mensaje televisado.

En tanto, en proximidades del Parlamento y en la Plaza de los Mártires hubo duros enfrentamientos entre manifestantes y policías en los que se registraron al menos 130 heridos, según datos de la Cruz Roja libanesa.

De estos, al menos 28 manifestantes fueron llevados a hospitales, 102 tratados en el lugar, en tanto que hay un centenar de detenidos en la Plaza de los Mártires.

La cadena de noticias qatarí Al Jazeera registró en un video el momento en que los manifestantes, liderados por militares retirados, tomaron la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores libanés.

El Líbano atraviesa una severa crisis económica, considerada la mayor desde la guerra civil de 15 años que culminó en 1990. De hecho, un día antes de la trágica explosión en el puerto de Beirut, el último martes, el canciller Nassif Hitti, presentó su renuncia denunciando la falta de voluntad para implementar reformas en el Gobierno.

Por otra parte, al menos tres diputados del partido opositor cristiano Kataeb renunciaron a sus bancas, en repudio por el “desastre” del martes y llamó a los demás partidos a hacer lo mismo en pos del “nacimiento de un nuevo Líbano”.

Versiones periodísticas en medios locales señalan que al menos otros dos diputados renunciaron en la jornada a sus bancas.

Share