Datos oficiales

En Vaca Muerta hay más desocupación que en la ciudad de Neuquén

Share

Imagen aérea de Añelo, considerada la capital territorial de Vaca Muerta.

Todas las localidades del interior de Neuquén tienen más desocupación que la capital provincial. Incluso las que tienen yacimientos no convencionales. Vaca Muerta no garantiza pleno empleo a los pueblos que la contienen.

Añelo, considerada la capital territorial de Vaca Muerta, tiene más desocupación que la ciudad de Neuquén. Lo mismo ocurre con Centenario, Cutral Co y Rincón de los Andes, en la periferia de la formación no convencional.

La Dirección de Estadísticas y Censos de Neuquén acaba de publicar los resultados de su medición de la desocupación del interior provincial para el tercer trimestre de 2018. El organismo emite un informe al año, con los tatos del tercer trimestre. Comparados con los que acaba de dar el INDEC para el fin del año pasado en la ciudad, los datos del interior cobran motivos para la preocupación.

En principio, Vaca Muerta concentra la demanda de empleo en la capital provincial. El conglomerado Neuquén – Plottier, referencia del INDEC en la provincia, registró 4,8 por ciento de desempleo. Un punto menos que en el cuarto trimestre de 2017.

La peor situación fuera de la ciudad se presenta en Centenario. La localidad lindante con la capital al norte, adonde empieza la explotación de Vaca Muerta, tiene 11,5 por ciento de desocupación. Es más del doble que el porcentaje medido en la ciudad de Neuquén.

En el ranking de la desocupación le siguen Chos Mala (10,3), Cutral Co (8,5), Añelo (7,2) y Rincón de los Sauces (7). Centenario y Chos Malal presentaron alzas respecto al año anterior. Y Añelo se mantuvo. El resto de las localidades, en 2018 tuvieron menos desocupación que en 2017. En todas, el porcentaje superó al de la capital provincial.

San Martín de los Andes, que basa su economía en el turismo, presentó menos desocupación que las localidades petroleras. Al igual que Zapala, una ciudad del centro de la provincia que no tiene yacimientos.

Share