La UNCuyo planea producir biocombustibles en base a algas

Share

La inversión de 3,5 millones de pesos será aportada por la empresa Energy Traders S.A. Los investigadores esperan producir algas y extraer de ellas un aceite apto para fabricar biodiesel a gran escala.

algas

 

Autoridades de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) presentaron una planta piloto de cultivo de microalgas con la que planean producir biocombustibles a gran escala, permitirá ensayar, a escala industrial, todos los procesos que ya han sido desarrollados por emprendedores de la UNC, a partir de dos laboratorios que operan desde hace cuatro años en el Espacio de Ciencia y Tecnología de esta casa de estudios.

La inversión de 3,5 millones de pesos será aportada por la empresa Energy Traders S.A. y la Fundación de la UNC (FUNC), subsidiada por la Secretaría de Ciencia, Técnica y Posgrado de la UNC.

El director del proyecto de investigación “Producción de algas para extracción de aceite y obtención de biocombustibles”, Jorge Barón, explicó que ese combustible “tiene ventajas desde el punto de vista medioambiental, ya que el alga unicelular captura dióxido de carbono como alimento, lo que permite reducir los gases de efecto invernadero”.

Como esa microplanta no requiere tierra fértil, es apta para cultivarla en los suelos desérticos mendocinos, aunque sí necesita de buen sol porque son organismos fotosintéticos. Tampoco consumen agua, porque viven en el medio acuático sin absorberlo.

La historia comenzó hace cuatro años cuando se hicieron los primeros experimentos, que obtuvieron resultados prometedores sobre las posibilidades de la extracción de aceite para la obtención de biocombustible.

A partir de allí el trabajo fue creciendo, a tal punto que hoy trabajan en el equipo más de doce investigadores y se obtuvo un financiamiento privado de la empresa Energy Traders S.A., que se sumó a los subsidios que entrega la secretaría de Ciencia, Técnica y Posgrado de la UNCuyo.

Barón, doctor en ingeniería nuclear, aclaró que el proyecto “no es puramente científico sino que se intentan establecer procesos técnicamente viables y económicamente rentables”, es decir que el factor económico está muy presente en todos los experimentos que realizan.

“Las algas son centenares de veces más productivas que otras plantas terrestres y de reproducción más rápida”, dijo el experto y comparó su rendimiento con el de la soja, que rinde media tonelada de aceite por hectárea, mientras que la misma superficie de alga “debería producir 10 o 20 toneladas de aceite”.

A partir de ahora, los investigadores esperan producir algas y extraer de ellas un aceite apto para fabricar biodiesel a gran escala.

En este laboratorio se llevarán a cabo investigaciones relativas al cultivo, aislación y caracterización de especies, parametrización de procesos, cosecha, secado y extracción de aceite. En todos los casos se utilizarán condiciones ambientales controladas e iluminación artificial controlada.

Otra de las ventajas de ese estudio radica en que se utiliza la energía solar como fuente primaria y se recicla el bióxido de carbono de chimenea para disminuir la emisión de gases de efecto invernadero.

 

Share