Vaca Muerta es un polvorín

Los trabajadores de las pymes pagan con sus sueldos la crisis que generaron las petroleras

Share

Las pymes petroleras pagan el precio de la crisis.

Las petroleras rompieron la cadena de pagos en la industria de los hidrocarburos. Redujeron unilateralmente los montos  de los contratos de servicios, cuando no los dieron de baja directamente. Sin ningún tipo de consultas con la contraparte. Los primeros platos rotos los pagarán miles de trabajadores, que sufrirán recorte salariales drásticos.

Las gigantes petroleras, que no son más de una decena de compañías, transformaron a Vaca Muerta en un polvorín. En las pymes locales vinculadas a la actividad trabajan unas 16 mil personas.

La excusa es el coronavirus, pero la crisis se inició a mediados del año pasado, cuando terminó de volar por los aires el modelo macrista para la Cuenca Neuquina, que guarda la joya del shale. Los contratos viejos están siendo pagados con recortes, no sólo los que se ejecutaron mientras los planteles de operarios estaban confinados. No hay protestas masivas, pero un conflicto se cocina en una olla a presión.

Observatorio Petrolero Sur: “Vaca Muerta cuando no se está cayendo se está tropezando”

La Federación de Cámaras de Empresas Energéticas de Neuquén (Fecene) informó lo que viene a los sindicatos  de base y de jerárquicos: “No podemos afrontar, por no disponer de recursos, las obligaciones salariales correspondientes al mes de mayo corriente. Hemos decidido establecer como pauta orientativa general la de abonar 70.000 pesos a los trabajadores activos y 30.000 pesos a los trabajadores en domicilio”.

La gran mayoría de los trabajadores del gas y el petróleo revista en las nóminas de la empresas que son contratadas por las operadoras. Las productoras no son más de una decena y sus trabajadores directos son la minoría en la industria. Los sueldos superan fácilmente los 100 mil pesos. Las empresas comenzaron a atrasarse en los pagos hace unos meses. Ahora pagará con recortes.

Guillermo Pereyra, líder sindical de los petroleros  de base de la Cuenca Neuquina, dice que administra los intereses de unos 26 mil trabajadores. El número acerca a la magnitud de los efectos del colapso.

Petroleros aceptaron recortes de hasta el 60% en los salarios de los trabajadores confinados

Las empresas locales denunciaron que las petroleras redujeron unilateralmente los contratos. Entonces, se les hace imposible asumir los costos sin recortes. Y en la volteada cayeron los trabajadores. Las pymes decidieron pagar menos de lo acordado por los gremios con las petroleras: una disminución de haberes para los operarios confinados del orden del 40 por ciento.

Daniel González, presidente de la cámara de los empresarios de la capital de Neuquén, que integra la Fenece, plateó un panorama desolador para las empresas locales.

La federación surgió para representar los intereses de centenares de pymes con base en la provincia en la mesa de los negocios grandes de Vaca Muerta. Desde la segunda mitad del año pasado, el sector viene en picada con destrucción de empleo y pérdida de empresas.

Share