Faltante de retrovirales

Más de 15 mil personas con VIH en riesgo de perder la medicación por el ajuste en Salud

Share

Cartel pegado en la farmacia del Hospital Muñiz. Foto: Fundación GEP

Más de 15 mil personas con VIH se quedaran sin medicación a fin de año según la información oficial obtenida por la Fundación GEP en la Dirección Nacional de Sida (DNS). “En los casos en los que no está iniciado el proceso de compra, resolverla de manera urgente demandará, por lo menos, tres meses”, señaló la institución.

“Según los datos reportados existen actualmente faltantes de medicamentos que integran los esquemas antirretrovirales utilizados por las 86.338 personas con VIH que se encuentran en tratamiento antirretroviral en Argentina”, señaló la fundación.

GEP dio cuenta de la inexistencia de stock de efavirenz y de las combinaciones darunavir/ritonavir y  tenofovir/emtricitabina/efavirenz desde el mes de junio de 2019.

“Además, pudimos constatar que a partir de agosto no habrá disponibilidad de otros 15 medicamentos antirretrovirales (Ver cuadro). En los casos en los que no está iniciado el proceso de compra, resolverla de manera urgente demandará, por lo menos, tres meses”, agregaron.

“Lamentablemente estamos comprobando que lo que se preveía cuando supimos del recorte que el gobierno hizo en el presupuesto de Salud para 2019. Las personas con VIH no están recibiendo sus medicamentos en los hospitales y centros de salud de las distintas jurisdicciones del país. El ajuste es inaceptable y viola los derechos fundamentales de lxs ciudadanxs que necesitan de un Estado activo para asegurar sus necesidades. El accionar del gobierno es delictual y premeditado”, dijo Lorena Di Giano, Directora Ejecutiva de Fundación GEP.

Fundación GEP integra el Frente Nacional por la Salud de las Personas con VIH y recibió numerosas denuncias de faltantes. Los beneficiarios del sistema público de Salud no están recibiendo la medicación correspondiente en los hospitales y centros de salud y, en muchos de los casos, lxs profesionales médicxs se están viendo obligadxs a modificar compulsivamente la composición de los esquemas de tratamiento.

“En estos cuatro años renunciaron 3 directores de la Dirección de Nacional de Sida y ETS. Todos los años hubo faltantes en los tratamientos y reactivos. Todos han tenido dificultades en la realización de las compras. Desde 2015 en Fundación GEP presentamos el informe del Observatorio de Acceso y Compras Públicas. Allí señalamos irregularidades en la ejecución de los presupuestos. Es muy grave llegar a esta instancia, deja en evidencia que no se trata de inoperancia ni errores administrativos. Si a esto agregamos la falta de vacunas, medicamentos para otras patologías -como la Tuberculosis-, la degradación del Ministerio de Salud a Secretaría y el vaciamiento de los programas comunitarios de salud, estamos frente a un plan sistemático de desmantelamiento y vaciamiento de la salud pública. Estas maniobras sólo buscan imponer la CUS; la privatización encubierta de la salud a través de un sistema de aseguradoras. Este gobierno considera que la Salud es un gasto y no un derecho. Sin medicamentos nos morimos”.

José María Di Bello, Presidente de la Fundación GEP.

Este es el cuadro de faltantes difundido por la Fundación GEP:

 

Share