Lesa Humanidad

Un cambio en el Código Penal de Italia abre la puerta para extraditar al cura Revérberi Boschi

Share

El pedido de búsqueda de Revérberi que mantuvo la Interpol y ya caducó. La APDH pidió a la justicia que vuelva a ponerlo en vigencia.

“Son las seis de la tarde y el sonido de las campanas invade la pequeña plaza de Sorbolo, un pueblo de nueve mil habitantes en la provincia de Parma. En el crepúsculo, un anciano, que sostiene un palo, entra en la pizzería del lado de la plaza. Se escucha la voz de una mujer: ‘Toma la pizza don, ya está pagada’. El hombre se da vuelta y sale de la habitación. Su nombre es Don Franco Reverberi y es el párroco ítalo-argentino de la localidad. Había dejado Sorbolo a los 11 años con su familia para irse a Argentina y, desde 2011, es párroco de la aldea emiliana. Bien recibido y amado por la comunidad, llevó una vida tranquila y apartada hasta que su foto policial apareció en el sitio web de Interpol. Era 2012. La acusación: crímenes de lesa humanidad y tortura”.

De esta forma ilustra La Repúbblica, uno de los diarios de mayor circulación en Italia, la apacible vida que aún lleva el cura y excapellán del Ejército Argentino Franco Reverberi Boschi, quien goza en Italia de la protección de la curia vaticana y está imputado en juicios de lesa humanidad por su actuación activa en crímenes de lesa humanidad en San Rafael.

El medio italiano publicó este jueves un reportaje que forma parte del proyecto “Huyendo del pasado”,  ganadora del programa piloto Stars4Media, cofinanciado por la Comisión Europea. Nueve periodistas de las redacciones de “El Salto” (España), “Streetpress” (Francia) y “Centro Permanente de Periodismo” (Italia) trabajaron durante tres meses en busca de los torturadores de las dictaduras sudamericanas prófugos.

La historia tiene tres protagonistas de la dictadura en Argentina que se refugian en aquel país – Franco Revérberi (que actuó en centros de tortura en San Rafael), Jorge Troccoli y Carlos Malatto- y que a los largo de años Italia ha rechazado las solicitudes de extradición, “pero ahora la situación está a punto de cambiar”, señala el reportaje.

Revérberi Boschi actualmente tiene 83 años y vive en Parma (Italia). Fue capellán auxiliar del Escuadrón de Exploración de Montaña VIII de San Rafael. Durante el megajuicio que en 2010 tuvo lugar en San Rafael, cinco víctimas narraron cómo Revérberi presenció las sesiones de torturas a las que fueron sometidos en centros clandestinos de detención. También fue mencionado en varias oportunidades en el juicio que se inició en 2014. 

Informe Explícito: Revérberi Boschi, el capellán de la muerte

La tortura, un delito en ambos países

En 2013, cuando se rechazó la solicitud de extradición de Revérberi, la ley sobre el delito de tortura estaba ausente en el Código Penal de Italia, y eso favoreció la impunidad del ex capellán militar. Eso cambió en 2017, con lo cual la APDH San Rafael volvió a pedir, en octubre de 2020, que se lo extradite para ser juzgado.

Quien firmó ese pedido fue el abogado de la APDH, Richard Ermili, quien detalló a EXPLÍCITO: “La razón por la cual Italia rechaza la extradición fue que en 2013 la tortura no estaba contemplada en el Código Penal de ese país, y el tratado de extradición dice que el delito debe contemplarse en ambos países ara que se cumpla el principio de doble incriminación. En 2018 Italia lo incorpora y eso llevó a un nuevo marco jurídico. Como la imputación en Argentina continúa en octubre hicimos un nuevo pedido de extradición”.

En el nuevo pedido de extradición se solicitó extender los cargos a homicidio agravado, privación abusiva de la libertad con uso de violencia y conspiración para delinquir. También se pidió que se restituya la orden de captura internacional emitida por Interpol en 2012 y que hoy ha caducado.

El documento fue presentado al juez Eduardo Puigdéngolas, quien debe resolver sobre la cuestión. En el mismo (ver completo al final de la nota), se hace mención a la no prescriptibilidad de los delitos que se le endilgan al cura:

“La génesis de los crímenes contra la humanidad y su desarrollo posterior en el ámbito del derecho internacional de los derechos humanos, se encuentra en el Estatuto del Tribunal del Nüremberg, que definió en el art. 6 c) los crímenes de Lesa Humanidad, tipificando como tales los siguientes actos: ―asesinato, exterminio, sometimiento a esclavitud, deportación y otros actos inhumanos, cometidos contra cualquier población civil antes de, o durante la guerra, o persecuciones por motivos políticos, raciales o religiosos en ejecución de /o en conexión con cualquier crimen de la Jurisdicción del Tribunal sean o no una violación de la legislación interna del país donde hubieran sido perpetrados. Con el avance posterior de instrumentos legales, de carácter internacional, los crímenes de lesa humanidad no sólo son cometidos en tiempos de guerra sino también en tiempos de paz”.

El referente de la APDH San Rafael adelantó que es inminente un dictamen del fiscal general ante la Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza, Dante Vega, sobre la situación de Revérberi.

Protegido en Italia, dando misa por streaming

Pese a los reiterados pedidos de organismos de DD.HH. de Argentina para que el cura comparezca ante la justicia y se defienda de las acusaciones, en Italia sigue oficiando misa y no detuvo su actividad pese a la pandemia.

Dice La Repúbblica: “Las misas en Sorbolo no se detuvieron ni siquiera durante el período de cuarentena impuesto por la emergencia del Covid. Los párrocos siguieron celebrando misas en streaming. Y, con motivo del cuarto domingo de Cuaresma, fue el mismo Don Franco quien subió al púlpito, abriendo su homilía con voz segura: ‘El pecado es tinieblas, muerte y distancia de Dios. Convirtámonos y pidamos perdón al Señor. Antes éramos tinieblas, ahora debemos ser la luz del Señor’”.

El streaming masivo de la parroquia de Sorbolo fue todo un éxito, señala el reportaje, “tanto que el 28 de marzo se publicó una foto de la función en la portada de la prestigiosa revista inglesa The Guardian Weekly. En la parte inferior derecha está Don Franco, en el centro una inscripción Keeping the faith – Manteniendo la fe”.

Este es el pedido de extradición presentado en octubre de 2020 por la APDH.

Y este es el reportaje completo de La República sobre los fugitivos refugiados en Italia:

 

Share