El Consejo de la Magistratura salvó a dos jueces sanjuaninos acusados de permitir la fuga de los represores De Marchi y Olivera

El juez federal Rago Gallo fue absuelto por el Consejo de la Magistratura.

El juez federal Rago Gallo fue absuelto por el Consejo de la Magistratura.

El Consejo de la Magistratura salvó a dos jueces sanjuaninos que estaban acusados de permitir la fuga de dos represores de la última dictadura con su accionar. Se trata de los jueces federales de San Juan Miguel Ángel Gálvez y Leopoldo Rago Gallo, quienes fueron denunciados por las fugas de los represores Jorge Antonio Olivera y Gustavo De Marchi, ocurrida el 25 de julio de 2013, a días de haber sido condenados.

El sobreseimiento fue informado este lunes por el Diario de Cuyo de la provincia vecina. Olivera y De Marchi se escaparon del Hospital Militar de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, adonde fueron trasladados con la venia de los magistrados en cuestión.

El proceso administrativo contra Gálvez y Rago Gallo se inició a instancias de un planteo que elevaron al Consejo de la Magistratura el fiscal subrogante ante la Cámara de Apelaciones de Mendoza, Dante Vega, y la por entonces fiscal subrogante de primera instancia Katia Troncoso, que cuestionaron que accedieran a los pedidos de traslados de los condenados.

La Comisión de Acusación y Disciplina del Consejo de la Magistratura concluyó que “no existe irregularidad alguna en la conducta de Rago Gallo que pudiera configurar falta disciplinaria ni causal de remoción”. En cuanto a Gálvez, se consignó que “tampoco merece reproche alguno la fugaz intervención que tuvo”, ya que “se limitó a disponer traslados puntuales (fundados en razones de salud) y siguiendo el criterio asumido por la instrucción”. El dictamen fue convalidado por una amplia mayoría del plenario.

La Comisión consideró que los magistrados sanjuaninos que otorgaron la licencia para que los condenados fuesen llevados al hospital porteño en lugar de quedar alojados en el Penal de Chimbas no pudieron suponer que el cambio de lugar de reclusión sería seguido de la doble fuga. La Comisión responsabilizó por la fuga a los penitenciarios y a los cómplices que actuaron en el Hospital Militar. Por las fugas están procesados en la Justicia Penal directores y agentes del Servicio Penitenciario Federal.

Rago Gallo es el titular del Juzgado Federal Nº2 de San Juan y fue el encargado de investigar y procesar a los dos represores.Gálvez está al frente del Juzgado Nº1 de la provincia vecina y lleva adelante las causas civiles, pero reemplazó a su colega durante la feria judicial de invierno.

Rago Gallo autorizó que De Marchi fuera derivado por razones familiares y de manera temporal desde el penal de Chimbas al de Marcos Paz, en Buenos Aires, y en base a informe médicos dio el visto bueno para que lo atendieran en el Hospital Militar. También dio el visto bueno para que Olivera sea trasladado al mismo complejo penitenciario. En cuanto a Gálvez, en su rol de juez durante la feria, libró los oficios para que los dos fueran llevados al centro de salud.

Olivera era el jefe de Inteligencia del aparato represivo local y recibió un castigo de prisión perpetua, mientras que a De Marchi le aplicaron una pena de 25 años de cárcel. De Marchi fue recapturado en diciembre del año pasado, mientras Olivera se mantiene prófugo.