Precarización docente

En plena pandemia, corre riesgo de cierre la Escuela de Enfermería de la UNCuyo

Share

Foto: UNCuyo.

Alumnos, docentes y egresados de la Escuela de Enfermería de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCUYO alertaron por el riesgo que corre esa casa de estudios de ser cerrada después de que la  CONEAU no acreditara la carrera a raíz del alto porcentaje de docentes que figura como Jefe de Trabajos Prácticos en lugar de tener titularidad.

“Si bien los docentes tienen la formación adecuada y la relación docente-alumno es correcta, los tipos de designaciones resultan ser insuficientes (81% JTP), la carga horaria semanal es muy baja y no hay un mecanismo claro de ascenso dentro de la carrera docente. Por lo expuesto, se considera que el déficit no ha sido subsanado”, admitió la UNCuyo en un comunicado sobre la precarización de los sueldos.

Elevar a esos docentes de categoría implicaría subirles sueldos, y por lo tanto un mayor costo para el Gobierno.

La Escuela de Enfermería fue creada en los años 40 a instancias del Ministerio de Bienestar Social de la Provincia, y en el 89 por un convenio entre la UNCuyo y el Gobierno pasó a funcionar en el ámbito de la Facultad de Medicina.

“Esto se solucionaría contando con un presupuesto fijo destinado a tal fin -explicaron miembros de la comunidad educativa en un pronunciamiento donde encendieron las alarmas sobre la situación de la carerra-. Presupuesto con el que en la actualidad no cuenta nuestra carrera”.

Siguieron con un reclamo explícito a la máxima autoridad de la universidad: “Exigimos al rector Daniel Pizzi que nos incluya totalmente en la UNCuyo y que se destine el presupuesto necesario para que nuestra escuela, formadora de excelente calidad de profesionales siga funcionando. Cabe destacar que en tiempos extraordinarios como los que estamos atravesando en la actualidad , se necesitan más que nunca enfermerxs calificadxs no solo a nivel nacional, sino que también a nivel internacional”.

Detrás de la amenaza en ciernes de cerrar la carrera por el vaciamiento presupuestario, no faltan las sospechas de que se quiere beneficiar a las universidades e institutos privados que dictan la carrera.

Manifestaron que “la formación de licenciados implica mayor responsabilidad en todos los niveles de atención de salud desde el primer nivel de atención hasta la más alta complejidad. Implica formación en investigación (lo que permite buscar factores que influyen en el proceso salud-enfermedad), estadística (ocurrencia de eventos, para tomar decisiones), alta complejidad (atención de pacientes en estado crítico). La profesión está atravesada por todos los sectores del Sistema Sanitario ya que funcionamos como nexo todo el tiempo, solucionando problemas de los pacientes, familias y comunidad”.

Como docentes, estudiantes y egresados solicitaremos al Consejo Superior de la Universidad Nacional de ECuyo, propuestas de financiamiento y solución urgente. De lo contrario quedará escrito en la historia: que, en el medio de una pandemia mundial, donde el personal de enfermería es considerado “héroes de la trinchera”, se cierra la mismísima escuela que los forma.

“Debe haber una decisión política”

Jorge Michel, director de la carrera de Enfermería de la UNCuyo, le dijo a radio U que “desde 2013 la carrera entró en el artículo de la Ley de Educación Superior que requiere un proceso de acreditación y evaluación universitaria. No hubo decisión política de apoyar a la carrera y aparecieron déficits. En esta instancia el déficit no subsanado es el del cuerpo docente”.

“Hoy estamos pidiendo una reconsideración de la evaluación. No hay dudas de que los enfermeros son requeridos y son un recurso crítico necesario para cualquier sistema de salud. Debe haber una decisión política. Los docentes no tienen acceso a carrera docente,el 81% son JTP, con 10 horas semanales que no les permiten hacer investigación, no pueden participar genuinamente de la estructura de la universidad”, agregó Michel.

“Si esto sigue mal nopodemos inscribir una nueva cohorte. Los que se inscribieron sí tienen garantizada la finalización. Las uutoridades de la Universidad no pueden hacer oídos sordos a esta situación”, cerró Michel.

Este es un comunicado de la comunidad educativa de la carrera:

Share