Violencia institucional en Mendoza

Presentaron un hábeas corpus por un docente detenido y torturado por policías

Share

La Gremial de Abogados presentará este miércoles en Tribunales un hábeas corpus por Federico González, docente de San Martín, quien denunció torturas por parte de preventores y de agentes de la Policía de Mendoza en la comisaría 25, de Guaymallén, tras llevarlo detenido sin razón aparente.

La presentación tiene el objetivo de pedirle al Gobierno de Mendoza, más precisamente al ministro de Seguridad, Gianni Vennier, que “cese el hostigamiento policial” contra González, según detalló a EXPLÍCITO Laura Valente, integrante de la Gremial, quien asumió la defensa del maestro junto a Julieta Lavarello.

La abogada detalló que el miércoles 11, González estaba en la Terminal de Ómnibus esperando un micro para regresar a San Martín “y la policía lo detiene arbitrariamente y lo llevan a la Comisaría 31 que está en la Terminal. Ahí le dieron una paliza, Federico tiene hematomas en la cabeza. De ahí lo trasladan hasta la 25 de San José y lo encierran en el calabozo durante ocho horas y luego lo sueltan”.

Mientras Federico estaba en manos de la policía, un compañero suyo filmó algunas escenas y la Gremial difundió las imágenes.

El hábeas corpus que presentará este miércoles la Gremial servirá, además, para pedir que se cite a Vennier a una audiencia donde aclare “los fundamentos  de dicho hostigamiento, que se traduce en detenciones arbitrarias y torturas”, sostuvo Valente.

El testimonio de Federico

Pasados varios días de lo ocurrido, el docente -quien trabaja en una escuela técnica de Guaymallén- se animó a hacer público el episodio que protagonizó el martes en la noche.

“A la salida de una cena por el Día del Maestro estábamos con un compañero que es de Rivadavia esperando el micro en la Terminal. Se acerca un preventor y nos pide el documento. Yo le digo que él no tiene autoridad para pedirme el documento. Me quiere tomar del brazo, intento decirle que no, me hago hacia atrás. Toma la radio y aparecen otros dos preventores. Me desplazan a la fuerza hacia la unidad de comisaría que está en la Terminal”, contó Federico González en radio La Mosquitera.

El docente dijo que lo acusaron de insultar a los preventores y negó esta circunstancia. En ese momento comenzó a grabar su compañero. “Fue un lapso de 20 o 30 minutos pero para mí fue bastante complicado”, confió.

En el calabozo, González pidió explicaciones sobre la detención, sin obtener precisiones. “Les pedíque me pasaran un abrigo que tenía en mi mochila, me lo pasaron al rato. Salí libre cuando hicieron el cambio de turno”.

Antes de retirarse, los policías le pidieron que firmara unas planillas en blanco en donde renunciaba a ser revisado por el médico forense. “Firmalo si te querés ir, me dijeron”. González puso la rúbrica y se fue.

Este es el testimonio de Federico González:

Share