Salarios devaluados

Docentes de la UNCuyo exigen reapertura de paritarias y el bono de $5.000 que anunció Macri

Share

Los docentes universitarios reunidos en la Conadu Histórica -en Mendoza referenciados en Fadiunc- se declararon en estado de alerta y movilización tras la corrida del dólar y la consecuente devaluación de los salarios.

En esa línea, pidieron el “inmediato pago del bono de 5 mil pesos anunciado para los estatales nacionales, del cual fueron excluídos los docentes universitarios.

Pidieron hacerlo extensivo a todas las categorías docentes universitarias, preuniversitarias y jubilados/as del sistema” y el “adelantamiento a agosto de la cuota del 8% de incremento salarial pautada para el mes de septiembre”.

Además solicitaron un refuerzo de emergencia para las obras sociales universitarias y un aumento presupuestario para el conjunto de las Universidades Nacionales y del sector científico tecnológico.

Los docentes se movilizarán junto con la CTA el jueves 22, día pautado para la reunión del Consejo del Salario con Macri, al Ministerio de Producción. Al respecto, la CGT adelantó que pedirán que el salario mínimo sea de 31 mil pesos, hoy es de 12.500.

Al día siguiente los docentes se reunirán en el Plenario de Secretarías Generales.

El salario pulverizado

“La devaluación implica el deterioro salarial y de las condiciones de vida, a la vez que se constituye en una gran transferencia de recursos e ingresos de la mayoría de la población hacia el sector financiero y los grupos concentrados de la economía”, señalaron los docentes.

La estampida del dólar tras las PASO volvió a devaluar el salario mínimo, vital y móvil de los argentinos. Hoy el SMVM es de 12.500 pesos, pero con el dólar a 61 pesos se pulverizó a u$s 205. De este modo, se convirtió en uno de los más bajos de América Latina y solamente supera a Venezuela.

La nueva corrida del dólar pulverizó el salario mínimo vital y móvil en Argentina

“Las medidas anunciadas por el gobierno – que pretenden mostrarse electoralmente como un paliativo a las consecuencias de su nefasta política económica – resultan claramente insuficientes. Las mismas representan una verdadera provocación habida cuenta de la estrepitosa caída del poder adquisitivo de los salarios y la profundización del sufrimiento de los sectores más golpeados. Como contrapartida, no se tocan las ganancias de los grupos concentrados de la economía beneficiados por la devaluación”, señaló la Conadu.

 

Share