Batalla por el agua

Pueblos de cuatro provincias protestaron por Portezuelo del Viento

Share

Habitantes de seis pueblos de cuatro provincias protestaron este sábado contra Portezuelo del Viento. Hubo manifestaciones en Rincón de los Sauces (Neuquén); en Puente Dique, con vecinos de Catriel (Río Negro)y 25 de Mayo (La Pampa); en el puente que une Río Colorado (Río Negro) y La Adela (La Pampa); y en Pedro Luro (Buenos Aires)en oposición a la construcción de esta obra en Mendoza, que prevé el trasvase del Río Grande, uno de los principales afluentes del Colorado.

Fue 24 horas después de que La Pampa presentara una cautelar en la Corte de la Nación para frenar la licitación de Portezuelo, que fue confirmada por decreto presidencial en julio.

El reclamo del gobierno pampeano es que se realice una Evaluación de Impacto Ambiental sobre toda la cuenca del Río Colorado, que respete el derecho de información pública y participación ciudadana y sea aprobada o desaprobada, con carácter vinculante, por el Consejo de Gobierno del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco).

La Pampa presentó una cautelar en la Corte para frenar la licitación de Portezuelo del Viento

Los pobladores que protestaron este sábado han sido respaldados por autoridades de La Pampa y de las municipalidades de los respectivos pueblos. No quieren que se avance con la represa porque, sostienen, podría afectar la cantidad y calidad de agua del Colorado.

Asamblea rionegrina

En La Adela y Río Colorado se desarrolló una de las principales manifestaciones. La Asamblea Permanente por el Río Colorado, de la localidad rionegrina, cuestionaron a su gobernador, Alberto Weretilneck, de ponerse del lado de los intereses de Mendoza, cita el diario Textual.

“A diferencia de nuestros vecinos pampeanos con quienes compartimos la comarca, nosotros los rionegrinos que estamos en la otra orilla, no estamos siendo representados en la defensa de nuestro río”, dijeron en un documento.

“Todo lo contrario, desde las instituciones y máximas autoridades provinciales avalan obras que reducirían drásticamente su caudal, aumentando la salinidad hasta el punto de afectarse todos los usos aguas abajo: consumo humano, riego y ganadería, y también corriendo el riesgo de perder el status sanitario, libre de aftosa de la Patagonia”, señalaron.

Le apuntaron al representante de Río Negro ante Coirco, Daniel Petri, y al gobernador Alberto Weretilneck. “Están actuando a favor de los intereses de Mendoza y en contra de los ciudadanos rionegrinos, que nos veríamos afectados si las obras avanzan. Suponer a esta altura que desconocen los intereses de Mendoza y los negativos impactos que tendrían estas obras en nuestra cuenca sería cuando menos ingenuo”, remataron.

Share