Propaganda oficialista

Suarez profundizó su campaña contra vecinos y asambleístas que se oponen a la “ley del cianuro”

Share
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Daniel, de la Asamblea de Vecinos Autoconvocados de San Carlos, Ailin de Les Pibes Autoconvocades de San Carlos y Laura, de Crece desde el Pie.

Rodolfo Suarez profundizó su estrategia de propaganda contra los asambleístas, vecinos y agricultores este viernes. Un día después del llamado a una supuesta “mesa de diálogo”, el mandatario siguió con su estrategia de hostilidad pública, basada en desacreditar a lois que se oponen al uso de cianuro en la megaminería.

También hizo uso de esta herramienta el lunes, cuando después de un operativo de represión con gases, balas y detenidos desplegó una narrativa oficial destinada a calificar a los manifestantes de ser violentos y erigirse en dialoguistas. Para eso visitó a los policías a cargo de la cacería de vecinos y publicitó una serie de fotos de presuntos incidentes.

“Luego de convocar al diálogo, el Gobernador recibió a Vecinos Autoconvocados y referentes de la antiminería de San Carlos. Sin posibilidad de intercambio, sin apertura para escuchar propuesta alguna, plantearon distintos puntos condicionantes, rechazaron el diálogo y se retiraron”, difundió el mandatario.

Los sancarlinos -de donde Suarez es oriundo- son uno de los pueblos que más se resiste a la mega minería contaminante. A través de las Asambleas por el Agua se han manifestado pidiendo audiencias desde hace meses en la puerta de la Legislatura en pos de que no avanzaran las reformas de la Ley 7722 y tampoco el fracking. Esa fue una de las instancias en las que se les negó la escucha.

En el Valle de Uco hablan de “la traición de los parientes” por la avanzada procianuro de Suarez

En la conferencia en la que Suarez anunció la suspensión de la reglamentación de la Ley 9209, que derribó a la 7722, calificó a los ambientalistas de mentirosos, los acusó de cortar rutas y no dejar pasar a la gente a los hospitales, los llamó fanáticos y dijo que desde el anonimato meten miedo a la población.

La respuesta de las asambleas fue inmediata: no hay mesa de diálogo posible sin la derogación de la 9209.

Los puntos “irrenunciables”

Los asambleístas de San Carlos, sin embargo, aprovecharon ese momento para reiterar los reclamos históricos de los pobladores no sólo del Valle de Uco, sino de miles y miles que el jueves en la noche salieron a plazas, calles y rutas de todo Mendoza, y explicaron porqué no pueden sentarse en una mesa de diálogo sin las mínimas garantías.

Masivas protestas en toda la provincia exigen que Suarez derogue la “ley del cianuro”

“Venimos a explicarle porqué no vamos a estar en la mesa de diálogo, por lo menos en primer término. No lo hemos decidido nosotros, anoche hubo mucha gente en las calles -arrancaron-. Queremos establecer condiciones irrenunciables para dialogar, porque no queremos otra operación de prensa diciendo que no estamos dispuestos”.

Para sentarse en la mesa con el Ejecutivo los asambleístas insistieron en una serie de condiciones:

1- No hay diálogo ni salimos de la calle con la ley 9209 vigente. Deroguen la 9209. Devuelvan la Ley 7722

2- No hay diálogo con mesas separadas por sectores y cerradas a la comunidad. TYodos y públicamente.

3- Basta de decir que sólo el Valle de Uco y algunos sectores se oponen. Eso es mentira. Deben reconocer públicamente que la provincia entera, incluído Malargüe, silenciado, hay oposición.

4- No hay inicio de diálogo si no hay reconocimiento público de los antecedentes. La 7722 es la ley más debatida de la provincia. 16 años de debate. Basta de decir que vamos a iniciar el debate serio. Es una falta de respeto a miles de mendocinos.

5- No hay diálogo en una mesa en la que participen personajes que nos han engañado, insultado, denigrado, manipulado, etcétera. Emilio Guiñazú y Humberto Mingorance no pueden estar en ninguna mesa. Pedimos su renuncia.

6- No hay diálogo de apuro. Es una vergüenza y una falta de respeto que planteen esta mesa con horas de improvisación. Es una burla a toda la sociedad mendocina. No es serio.

7- Exigimos seguridad y paz social. No más represión. Lo hacemos responsable de la integración física de los manifestantes.

8- Es una vergüenza que llame a esta mesa por seguridad o preocupación porque sus hijos no pueden salir a la calle tranquilos, cuando tiene a miles de mendocinos en la calle con sus hijos.

9- Sin nuestra ley 7722, no hay diálogo. Es el pueblo de San Carlos que lo decidió en asamblea el 27 de diciembre.

Tras la lectura de los puntos, el gobierno les pidió que firmaran una copia. Luego promocionó en los medios masivos y en sus redes sociales que los asambleístas no quisieron dialogar, sin dar detalles de lo que pedían como contraparte.

Share