Juicio por la Contraofensiva

Un expolicía que declaraba como testigo fue reconocido por una de sus víctimas vía remota

Share

El ex jefe de la Delegación San Martín de la Policía Federal entre 1979 y 1980, Roberto Álvarez, fue identificado por una víctima como uno de sus captores, mientras declaraba como testigo ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°4 de San Martín, en las audiencias orales y públicas del juicio que aborda los crímenes de lesa humanidad cometidos contra los militantes que participaron de la denominada “Contraofensiva Montonera”. La auxiliar fiscal de la Fiscalía General, Gabriela Sosti, solicitó que se remitan las constancias al Juzgado Federal N°2, donde se investiga la represión ilegal en el ámbito de la guarnición militar de Campo de Mayo.

El episodio ocurrió el jueves de la semana pasada por la mañana, cuando Álvarez declaraba como testigo a través del sistema de videoconferencia. Una víctima querellante lo escuchaba desde su domicilio y le avisó a su abogado, Rafael Flores, que había reconocido primero por la voz y luego por su rostro al ex policía como uno de sus captores.

Sosti explicó a Fiscales.gob.ar que la víctima es una mujer que estuvo secuestrada en la guarnición militar de Campo de Mayo y que narró en diversas oportunidades, desde su primer testimonio ante la Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas (CONADEP) en 1984 hasta el que brindó en el proceso judicial en curso, que el día que la dictadura la “blanqueó”, es decir, que reconoció que la tenía prisionera, un policía la trasladó a la Delegación San Martín de la Policía Federal. El jueves, indicó Sosti, logró identificarlo.

Cuando la víctima reconoció al ex policía, le avisó rápidamente a su abogado, quien lo comunicó al tribunal. Todas las partes acusadoras coincidieron en que Álvarez no podía continuar declarando como testigo y que la audiencia debía culminar, puesto que cualquier cosa que dijera podría derivar en una autoincriminación. En efecto, podría haberse afectado su garantía de no estar obligado a declarar en su contra, dado que la declaración como testigo se realiza bajo juramento.

Sosti informó que el TOF aún no resolvió la solicitud de la fiscalía y de las querellas para que se remitan las constancias de lo ocurrido al Juzgado Federal N°2 de San Martín, a cargo de Alicia Vence, pero sí que la fiscalía de juicio puso en conocimiento de lo acontecido al fiscal federal de primera instancia, Miguel Blanco.

El juicio por los crímenes durante la denominada “Contraofensiva Montonera” comenzó el 26 de marzo de 2019 y actualmente transita la etapa final de producción de testimonios. Se estima que a fines de septiembre o principios de octubre podrían comenzar los alegatos. En el debate se juzga a once ex integrantes de los servicios de inteligencia del Ejército por su presunta responsabilidad en la privación ilegal de la libertad, tormentos y homicidios cometidos contra 94 víctimas durante 1979 y 1980.

Fuente: Fiscales/La Retaguardia

Share