Un violento ataque de palometas en la costa del Paraná provocó heridas a 60 personas

Share
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Ocurrió el 25 de diciembre en la costa del río en Rosario. Le amputaron un dedo a una niña. “Fue algo explosivo”, describió el director del Sistema de Emergencia Sanitaria.

Share

palometasSesenta heridos  fue el resultado de una invasión de palometas que se registró el miércoles en la zona de la Rambla Catalunya, de la ciudad de Rosario, sobre el río Paraná. El caso más grave fue el de una niña de 7 años a quien se le debió amputar parte de uno de sus dedos.

“Fue algo explosivo. Inesperadamente empezaron a aparecer personas con mordeduras en las manos y en los pies. Fue sorpresivo”, explicó Federico Corner, director del Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (SIES), cuyo personal realiza una guardia en la misma playa.

En declaraciones a radio Vorterix Cornier, relató este jueves lo sucedido en el Balneario La Florida, en la Rambla Cataluña más precisamente:

“Ayer en horas del mediodía nos hicieron consultas por lesiones y mordeduras en las piernas y los pies de personas que estaban en el Balneario. Tuvimos unas 70 consultas entre adultos y niños, siete niños y el resto adultos, la mayoría jóvenes, con lesiones sin gravedad, alguna mordedura y dos niños que tuvieron amputación de la falange de los dedos, uno de las manos y otro del pie.”

“Hay una carpa sanitaria que está permanentemente en la época de verano. Tuvimos que mandar refuerzos para que ayuden al personal que se encontraba allí, por la gran cantidad de consultas. Tuvimos 70 consultas en dos o tres horas. Y después aparentemente el cardumen que estaba allí se fue, porque paró. Ayer había mucha gente en el río, unas 8.000 personas, según defensa civil y la guardia urbana que colaboró con nosotros para conseguir que la gente no se metiera al agua junto con los bañeros”.

“Por lo que tengo entendido se tiene que dar ciertas condiciones climáticas para que estos peces vengan en cardúmen hacia la superficie y hacia la orilla fundamentalmente”.

“La palometa es un pez rudo y muy voraz, con una dentadura muy potente y la si muerde deja una lesión muy interesante. Por lo que nosotros estuvimos haciendo curaciones de las heridas, todas leves porque apenas uno siente una molestia sale inmediatamente del agua. Los niños que tuvieron las lesiones más importantes es porque eran muy pequeños y el pez pudo morder la falange completa”, aseguró Cornier.

Gustavo Centurión, uno de los médicos del Sies que cumple funciones en la carpa sanitaria instalada en la zona, aclaró que “esta invasión es la primera vez que ocurre en esta temporada. Esto empezó después de la media mañana, cuando empezaron a aparecer personas con mordeduras en los talones, los pies y las manos”, añadió.

Según el Laboratorio de Ictiología del Instituto Nacional de Limnología (Inali), que funciona en la vecina ciudad de Santo Tomé, son muchas las especies de pirañas que existen, pero las más comunes en la zona son la spilopleura, conocida como piraña, palometa brava o palometa brillante; y la nattereri, llamada palometa mora o palometa pacusa.

Perciben la sangre, por eso cuando una de ellas muerde a alguien es muy probable que las otras se acerquen para atacar a otros. Es entendible, entonces, que los guardavidas cuando se anoticien de un caso le pidan a todos los bañistas que se retiren del agua.

Fuente: Infonews

 

 

 

 

Share