Piden comparar muertos

Empresarios de la UCIM contra la cuarentena: “El miedo que se nos impone no es sano ni justo”

Share

Daniel Ariosto, empresario hotelero y dirigente de la UCIM.

Los empresarios nucleados en la Unión Comercial Industrial Mendoza (UCIM) –quienes días atrás pidieron pagar menos impuestos y que se recorte la cantidad de empleados estatales– se pronunciaron una vez más contra las medidas de aislamiento social preventivo por el COVID-19 en un documento difundido este viernes por su presidente, el empresario hotelero Daniel Ariosto.

“¿Alguien ha comparado los muertos por enfermedades terminales, ACV, infartos de miocardio, muerte súbita, accidentes fatales de tránsito, etc., con las muertes por COVID-19? El miedo que se nos impone no es sano ni justo. El miedo trae angustia, pánico, inseguridad por lo que va a venir, depresión y finalmente, caer sometidos mental y físicamente”, sostuvieron sobre la cuarentena decretada a fines de marzo en medio de la pandemia.

El día después del banderazo convocado por el macrismo contra la cuarentena, Ariosto postuló: “¿Se ha logrado un propósito? Cada uno debe obtener su propia respuesta. Creemos en aquella afirmación que dice: “Argentinos a las cosas”.Es por eso que les decimos a los empresarios: Salgamos a defender nuestros pequeños o grandes negocios.  No nos dejemos acorralar. Seamos valientes y esforzados. Estos malos momentos pasarán. Que la nueva realidad nos encuentre de pie”.

La UCR-PRO arengó a participar del banderazo anticuarentena con un video contra Alberto Fernández

Este es el manifiesto completo de la UCIM:

UCIM es una Institución Centenaria. Hace más de un siglo que defiende la actividad Comercial e Industrial. Como hemos expresado en diversas ocasiones, ha pasado por buenos y malos momentos y ha sobrevivido y este 2020, la encuentra de pie activa y buscando continuar siendo un referente en la comunidad mendocina. Es por eso que en estos momentos nos sentimos con la autoridad necesaria para reflexionar sobre lo que nos está deparando esta pandemia y sus consecuencias.  La Constitución Nacional ampara el legítimo derecho de trabajar. Todos tenemos el derecho de ganarnos la vida y el sustento honradamente, tener proyectos y pensar un futuro mejor para nuestra familia y descendientes.

“Nadie” tiene por qué perder su empresa, salvo por ser inhábil u otras causales estrictamente personales. “Ningún” gobierno tiene el derecho a negarnos la educación, la salud, la  justicia porque estos son derechos que nos pertenecen y es obligación del Estado ya sea Nacional o Provincial proveerlos adecuadamente. El derecho a envejecer con dignidad y terminar la vida, tampoco es una dadiva que debemos agradecer elocuentemente. Los Gobiernos tienen la obligación de velar por nuestros adultos mayores y darles justa atención médica y económica. No es una privilegio, se lo han ganado. Por lo tanto, en qué punto de la situación nos encontramos frente a la pandemia y volviendo al origen de la reflexión:

1.  Cuando se pide al Gobierno Nacional que se expida sobre un programa económico-productivo, comercial, etc.,pre y pos pandemia. No estamos haciendo nada más que ejercer un derecho legítimo ante un Gobierno elegido en democracia.
2.  Debemos seguir estrictamente los protocolos sanitarios. Esto NO es negociable. Aquellos que no los cumplan deben ser sancionados.
3.  ¿Es la cuarentena de más de 100 días el mejor remedio para la salud de la población argentina?.
¿Alguien ha comparado los muertos por enfermedades terminales, ACV, infartos de miocardio, muerte súbita, accidentes fatales de tránsito, etc., con las muertes por COVID-19? El “miedo” que se nos impone no es sano ni justo. El miedo trae angustia, pánico, inseguridad por lo que va a venir, depresión y finalmente, caer sometidos mental y físicamente.
¿Se ha logrado un propósito? Cada uno debe obtener su propia respuesta. Creemos en aquella afirmación que dice: “Argentinos a las cosas”.Es por eso que les decimos a los empresarios: Salgamos a defender nuestros pequeños o grandes negocios.
No nos dejemos acorralar. Seamos valientes y esforzados. Estos malos momentos pasarán. Que la nueva realidad nos encuentre de pie.

 

Share