Crimen en San Rafael

La querella pidió que el juicio por la violación y femicidio de Paula Toledo sea presencial

Share

Las audiencias preliminares del juicio por el crimen de Paula Toledo fueron acompañadas por familiares y colectivos feministas y sociales enclamor de justicia. Foto: Emanuel Sánchez Varretti

La querella pidió que las audiencias del juicio por la violación grupal y femicidio de Paula Toledo -asesinada por un grupo de varones hace 17 años en el barrio El Sosneado, de San Rafael-  sean presenciales.

Según comunicó el abogado que representa a la familia de Paula, Guillermo Rubio, el tribunal accedió y Marcos Graín, el único acusado ya que los demás fueron absueltos por prescripción de las causas, deberá estar en la realización del proceso en San Rafael.

El viernes de la semana pasada comenzaron las audiencias preliminares del tercer juicio, ordenado por la Suprema Corte de Mendoza en 2016, después que en los dos anteriores absolvieran a todos los acusados incluso Graín, entregador de Paula y quien tenía con ella una relación. Es el único acusado esta vez y vive en El Bolsón.

“El fiscal pidió el cambio de carátula de homicidio a homicidio agravado. Esto no pasa desapercibido para la defensa. Quiere decir que la situación procesal va a cambiar apenas se inicie el juicio”, señaló Rubio en Canal 6 de San Rafael.

“Hemos pedido que sea presencial y el tribunal ha estado de acuerdo. El señor Graín va a estar en la ciudad. Hay testigos que son personas de riesgo y en eso va a ser semipresencial”, anticipó Rubio.

“No puede resultar que causas con semejante gravedad sean trascendente por accionar erróneo de la justicia, hay una cantidad de personas sobreseídas por prescripción en causas donde ha estado la vida de una persona puesta como una mercancía”, remarcó Rubio.

Críticas a la instrucción

En el fallo que ordena realizar un tercer juicio, Adaro, Gómez y Palermo deslizaron críticas a la etapa de instrucción. “La Suprema Corte impulsa la investigación de graves irregularidades que advirtieron en la tramitación de la causa”, señaló.

“En la investigación se descartaron elementos fundamentales para ella, como por ejemplo, abundante material genético encontrado en el cuerpo de la víctima. No se llevó a cabo ningún análisis de histocompatibilidad entre los rastros de sangre encontrados en el lugar de los hechos, atento a que de las muestras de material biológico sólo se determinó que se trataba de sangre humana, pero no se practicó ningún otro estudio que pudiera determinar la vinculación de los acusados con el hecho”, indica el escrito.

Agregaron los supremos: “No se inspeccionó la casa abandonada donde habría comenzado la agresión a Paula Toledo, lugar de donde podrían haberse secuestrado elementos importantes para el esclarecimiento del hecho”.

Como parte de las críticas a la etapa de instrucción, la Corte señaló en ese momento que “buena parte de los elementos secuestrados fueron decomisados, algunos destruídos y otros donados antes de que se llevara a cabo el juicio en relación a Graín”.

 

Share