Se repite la postal

Cuatro micros con cosechadores quedaron varados en el límite de San Juan y Mendoza

Share

Dos de las cosechadoras varadas en el límite con San Juan con sus hijos. Foto: captura de video

Cuatro micros con cerca de 100 obreros temporarios que venían de Salta y Jujuy a Mendoza quedaron varados -algunos desde el viernes pasado- entre San Carlos de San Juan y el ingreso a Mendoza por no tener los papeles en regla.

Por un lado, dos de los micros no tenían los permisos requeridos por la CNRT , y por otro, a algunos de los trabajadores les faltaba el contrato de trabajo requerido por el Ministerio de Economía de Mendoza para trabajar en la cosecha. Lo cierto es hombres y mujeres que vienen a cosechar en las fincas de Mendoza -algunas de ellas con sus niños- quedaron atrapados en el medio de la nada, sin agua, sin comida, sin baños.

Alejandro Mutis, de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), explicó en la tarde de este lunes que en las últimas horas se dedicó a comprar comida para llevarles a los trabajadores varados. Y dio detalles sobre las trabas burocráticas que dejaron a los golondrina en medio del desierto.

“El control nuestro es control jurisdiccional, independientemente de cada provincia. controlamos la seguridad del transporte, los certificados de circulación, la declaración de la empresa que los trae,  la libreta de descanso de los choferes. Hay dos de los coches que las libretas no estaban completas y había un exceso en la cantidad de pasajes, por esas infracciones sancionamos al transporte”, señaló Mutis en radio Nihuil. 

Sin embargo, algunos de los pasajeros fueron impedidos de ingresar por la Policía de Mendoza.

“Hay documentación que la empresa, que junto con la finca (N de .a R: se refiere a la finca de Mendoza a la que vienen a levantar la cosecha) tienen que mandar a la Provincia. La Provincia chequea los permisos que deben traer. entonces no los deja entrar a Mendoza”.

Por ejemplo, los obreros temporarios tienen que tener un contrato como trabajadores esenciales donde dice de dónde vienen y adónde van. “Eso tiene que tener el visto bueno del Ministerio de Economía, en el caso de los trabajadores esenciales. Nosotros no chequeamos eso, pero la Policía de Mendoza les dice que esos papeles no los tienen”, se explayó Mutis.

Los micros que no tienen los papeles en regla según lo requerido por la CNRT, señaló Mutis, “no van a poder ingresar, y además tienen que tener la documentación para volverse. La empresa deberá llenar otro permiso”.

Sin embargo, los demás cosechadores, si obtienen el visto bueno de la Provincia “tendrían que poder ingresar”, cerró el funcionario.

Inicio de año con dantesca postal

A fines de abril, muchos incluso en mayo de 2020, pudieron irse de Mendoza todos los cosechadores que quedaron varados en plena pandemia -la mayoría oriundos del Noroeste argentino- tras haber levantado la fruta de las fincas mendocinas. Obreros tirados en el suelo de la Terminal con sus familias sin asistencia del estado, ayudados por organizaciones barriales y de DD.HH. fue la postal dantesca que ofreció esta provincia como cierre de la vendimia.

Informe Explícito: el calvario de los cosechadores temporarios en Mendoza

El Gobierno de Mendoza negoció con Jujuy cómo hacer para que esos obreros retornaran esta temporada sin riesgos de contagios de COVID-19. Sin embargo, lo ocurrido en los últimos días en San Juan muestra al menos deficiencias en el mecanismo y las garantías que debe otorgar Mendoza para esos cosechadores.

Cuando ya fue inminente el inicio de la temporada, el Ejecutivo salió a tratar de llenar la necesidad de cosechadores con mendocinos, prometiendo que iba a pagar de manera justa por el sacrificado trabajo en las viñas. Se anotaron 5 mil cosechadores de los 15 mil que se necesitan, con lo cual la llegada de obreros de otras provincias parece ser la forma de completar la vendimia.

Share