En medio de la pandemia

Cientos de trabajadores que vinieron de Jujuy a trabajar en la vendimia de Mendoza fueron abandonados en la Terminal

Share

Cientos de trabajadores golondrina que llegaron desde Jujuy para levantar la cosecha de uva en fincas de Mendoza quedaron varados en la Terminal de Mendoza, tirados en el suelo, sin comida ni abrigo, sin medidas de higiene. Grabaron videos de la situación y los difundieron este viernes en las redes sociales.

Días atrás, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, anunció que pagaría los costos de alojamiento y comidas de los cosechadores que regresen a esa provincia para cumplir con la cuarentena obligatoria por el coronavirus. Sin embargo en Mendoza quedaron a la intemperie y sin ayuda.

“Mi nombre es Alejandro Espinosa y soy uno más de los trabajadores golondrina que quedó varado en la Terminal de Mendoza hoy, un Viernes Santo. Con frío. Otra vez la gente está acá durmiendo en el suelo. Este video es para el gobernador Gerardo Morales. Estamos esperando el permiso para poder viajar. Otra vez los gobernadores golondrina estamos durmiendo en el suelo”, comentó uno de estos cosechadores que se filmó a él y a sus compañeros en el suelo de la Terminal.

Por la misma situación pasaron otros cientos de cosechadores de frambuesa que viajaron desde Jujuy al Bolsón, quienes denunciaron que al intentar regresar a su provincia les comunicaron que debían pagar unos $1.000 diarios por alojamiento ($14.000 por el período completo) más los gastos de comida, según publicó Ambito Financiero.

Poco después, gestiones de los empresarios patagónicos mediante, el gobierno de Morales anunció que se haría cargo de los costos. “La cuarentena la tienen que hacer todos los que ingresan a la provincia en los hoteles designados. En el caso de estos trabajadores no tendrán que abonar absolutamente nada”, aseguró el secretario de Turismo de Jujuy, Diego Valdecantos, a ese diario porteño.

Sin embargo eso ocurrirá cuando lleguen a Jujuy. Los trabajadores que este viernes permanecían en Mendoza aseguraban que no tenían dinero para afrontar alojamiento ni comida enMendoza. Por lo tanto los que vinieron a hacer la vendimia en la finca de los bodegueros de Mendoza quedaron a la deriva.

Share