El nuevo Procurador fijó como prioridad de su gestión la reconversión de las fiscalías de territoriales a temáticas

Share

gulle

Alejandro Gullé asumirá este jueves como Procurador General de la Suprema Corte, cargo en el que fue designado por el gobernador Alfredo Cornejo con el aval del arco político en general, con excepción de la izquierda, y del establishment que lo respalda.

“Mi prioridad es la reestructuración de las Unidades Fiscales, no voy a poder hacer todo de un día para otro, pero ya tenemos prácticamente armado el diseño de las Unidades Fiscales Especializadas”, declaró en las vísperas en una entrevista con Mitre Mendoza.

Las primeras Fiscalías temáticas serán sobre “Violencia de género, Homicidios y Violencia institucional”, especificó el Procurador flamante.

El trazo grueso del proyecto fue presentado por Cornejo antes de que propusiera en público a Gullé para la Procuración. Se trata de estructurar las Fiscalías por tipo de delito en lugar del orden territorial que impera en la actualidad.

Ejemplo: en el plan que viene habrá una unidad de investigación judicial de homicidios, que actuará en ese tipo de casos en toda la provincia. Y así en todos los tipos delictivos. Hoy, los fiscales actúan según la competencia territorial de su oficina, esto es que por ejemplo el fiscal de Guaymallén investiga cualquier delito ocurrido en ese departamento.

Gullé dijo que su primera acción al frente del Ministerio Público será reunir a todos los fiscales a “decirnos lo que nos tengamos que decir. Ellos están en la trinchera, tienen información de campo que a mi me sirve”.

El Procurador que viene dijo que cuando se apruebe la nueva Ley de Ministerio Público podrá designar a dos fiscales adjuntos, “pero no quiero decir nada porque no he hablado con ellos y porque no está aprobada todavía la Ley”, se excusó de revelar la identidad de los elegidos.

 

Share