La Corte mandó la investigación de la muerte de Nisman a la Justicia Federal, como querían Arroyo Salgado y el Gobierno

Share

corte

La Corte Suprema declaró la competencia federal en la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman. El expediente volverá a manos del juez federal Julián Ercolini y el fiscal federal Eduardo Taiano.

El máximo tribunal falló en línea con la presión ejercida por la exmujer de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, quien actúa directamente en la causa por medio de los abogados nombrados en representación de sus hijas con el fiscal de la causa AMIA muerto en enero de 2515.

Personajes claves del gobierno de Mauricio Macri, como la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y la jefa Anticorrupción, Laura Alonso, fallaron a favor del homicidio de entrada y operaron en consecuencia.

La resolución tomada por unanimidad de los miembros de la Corte se informó oficialmente a través del Centro de Información Judicial (CIJ). En la wueb se dispusieron los escritos que conforman el fallo del Máximo Tribunal.

En los primeros días de septiembre, el fiscal ante la Cámara del Crimen, Ricardo Sáenz, junto a familiares de la víctima, pidieron a la Cámara Nacional de Casación Penal que la muerte del ex jefe de la Unidad AMIA fuera investigada por la Justicia Federal al considerar que es un caso de “gravedad institucional”.

Sáenz es un militante de la hipótesis del homicidio mandado por la Casa Rosada que comandaba la expresidenta Cristina Fernández desde un principio. Fue uno de los organizadores de la denominada marcha de los fiscales realizada un mes de la muerte de Nisman con fuerte impacto a favor de la oposición en el arranque de la definición del año de las presidenciales.

La decisión de la segunda instancia fue mantener la investigación en el fuero penal de instrucción de la Capital Federal, es decir, en manos de la jueza Fabiana Palmaghini. Por lo que el fiscal presentó un recurso de queja ante la Corte Suprema, que este martes falló a favor del pedido.

“Se hace lugar a la queja, se declara procedente el recurso extraordinario, se deja sin efecto la sentencia apelada y se declara la competencia de la Justicia Federal con asiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para que entienda en la presente causa”, dice el fallo de la Corte Suprema.

Según Sáenz, hay pruebas para sostener que a Nisman lo mataron y por eso el caso debe ser investigado en la Justicia Federal, la que investiga delitos cometidos por y contra funcionarios públicos cuando son casos que tienen relación con sus cargos.

Fuente: La Nación

Share