El crimen de la Minera Vale

100 días de Brumadinho: la mayoría de víctimas fue de población negra y pobre

Share

Foto: Folha de San Pablo.

Este domingo se cumplieron 100 días de la ruptura de la presa de la minera Vale en Brumadinho, Minas Gerais, Brasil, que sepultó en el lodo tóxico a 235 personas. Otras 35 siguen desaparecidas a tres meses del hecho que marcó la reincidencia de Vale: en 2015 en Mariana otra represa de tóxicos colapsó de igual manera. Aquella vez fueron 19 las víctimas fatales, y después de lo ocurrido se juró, como este año, que se incrementarían los controles y que esta vez si, las autoridades serán más rigurosas con los empresarios.

Informe Explícito: el crimen de la minera Vale en Brumadinho

Un estudio sobre el perfil de raza e ingresos de la población afectada por la ruptura de la represa de Vale en Brumadinho señala que los más afectados por la tragedia fueron de la población negra y de bajo ingreso.

En la región afectada en los primeros kilómetros tras el derrame de relaves, un 63,8% de la población no era blanca. En el municipio, un 52,5% de la población no es blanca y en el estado, un 54,6%.

Ya el ingreso medio de la población la región, en 2010, cuando se realizó el último censo, era de R$ 475,25 [aproximadamente US$ 120,62], es decir, 7% por debajo del salario mínimo en el período.

Estos datos fueron publicados en el informe Minas no hay más [en referencia a un poema de Carlos Drummond de Andrade]: análisis de los aspectos económicos e institucionales del desastre de la minera Vale en la cuenca del río Paraopeba. El documento fue lanzado en abril por un grupo de ocho investigadores en varias universidades del país.

El portal Brasil de Fato conversó con el investigador Lucas Magno, uno de los responsables por la investigación. Él considera que se puede afirmar que tragedia fue también un caso de racismo ambiental.

“La primera cosa es que todos son afectados, blancos y negros. Pero hay un patrón en Brasil y en el mundo de que grandes desastres ambientales suceden, generalmente, en lugares donde la población negra y no blanca es mayoría. En el caso del desastre en Brumadinho, ello se repite”, afirmó.

“Muchos trabajadores tercerizados tienen este perfil: son afrodescendientes y tienen los sueldos más bajos. La mayoría de los muertos son trabajadores tercerizados. Entonces hay una predominancia de personas negras. Eso pasa en varios accidentes en Brasil, pero en Brumadinho se hizo evidente”, añadió.

El barro arrasó con destruyó todo el Valle de Córrego do Feijão, afectando casas, pequeñas propiedades rurales, haciendas, posadas, y la propia sede administrativa de la empresa Vale.

Cerca de 300 hectáreas de tierra fueron tapadas por los desechos. El barro afectó el Río Paraopeba y siguió por 245 kilómetros hasta la usina de Retiro Baixo. La población afectada por el desastre llega a 944 mil personas, en los 18 municipios atravesados por el Paraopeba.

Movimiento de Afectados por las Represas

Tras el desastre en Brumadinho, el Movimiento Afectados por las Represas de Brasil emitió un durísimo documento contra la minera Vale y los gobiernos que permiten el accionar de estas multinacionales.

“Sufrimos en la piel la recurrente violación de derechos, también denunciamos la destrucción y la apropiación de bienes naturales, la explotación de los trabajadores y la falta de respeto a las comunidades por parte de las grandes empresas para generar lucros extraordinarios -se lee en la introducción-. Frente a esa situación y el escenario de retroceso de derechos en el país, el
crimen ocurrido con el rompimiento de la represa de desechos en la mina Córrego do Feijão comprueba que este modelo de desarrollo basado en el lucro y en la acumulación privada- no le sirve al pueblo”.

Luego apuntan: “Toda la estrategia adoptada por la Vale es para “tranquilizar” al mercado y los inversionistas. Mientras los derechos de los afectados y afectadas siguen siendo violados, negando la extensión del impacto y los daños causados, así como nuestra participación en los procesos decisorios”.

Este es el informe completo:

Más información

Share