Acorralados por la inflación

El consumo de lácteos bajó 12% en un año: avanzan los sustitutos y las “mal llamadas leches”

Share

El consumo de lácteos bajó 12% en un año si se compara el primer cuatrimestre de este año con el del año pasado, según datos del Observatorio de la Cadena Láctea de Argentina (OCLA). Los lácteos fueron reemplazados por productos sustitutos como son las bebidas con alguna base láctea y “todo el set de bebidas provenientes de otras ‘mal denominadas leches’”, indica el reporte.

La inflación en alimentos derivó en una baja de consumo de productos básicos en la alimentación argentina, como la carne y los lácteos. En este último rubro, no sólo bajó el consumo de leches en general sino que descendió de manera marcada el consumo de manteca (18%), postres lácteos y flanes (29%), leches chocolatadas o saborizadas (44%).

Acorralados por la suba de precios, los consumidores redujeron el consumo de primeras marcas y las sustituyeron por segundas, terceras y marcas blancas, informa la OCLA. También modificaron el circuito de compras hacia canales informales donde pueden encontrar precios más bajo, indicó.

“En procesos de alta inflación y deterioro del salario real, la comercialización de productos lácteos fuera del circuito formal, crece”, explica el informe.

https://explicitoonline.com/los-supermercados-pasaron-de-40-a-345-lo-que-remarcan-el-precio-de-la-leche/

Los que mantienen mayor nivel de ventas son los quesos en general (pasta blanda y muy blanda en particular), “donde cabe recordar que Argentina tiene un alto consumo per cápita de quesos (11 a 12 kgs./hab./año = 110 a 120 litros de leche equivalente) y aunque el consumo per cápita global de equivalente leche es de los más altos de América Latina, en leche fluida es bajo en términos comparativos mundiales (entre 42 y 44 litros per cápita)”, señala el reporte.

Este es el cuadro completo del consumo de lácteos en el mercado interno:

Pañales, leche y detergente, en el podio de los productos que más aumentaron en un año

Share