Golpe de estado en Bolivia

El exvicepresidente boliviano también arribó a Argentina en busca de asilo político

Share

Foto: REUTERS/David Mercado

El ex vicepresidente boliviano Álvaro García Linera arribó a Argentina y solicitó el estatus de
refugiado, un día después de que lo hiciera el ex mandatario Evo Morales, derrocado hace poco
más de un mes.

García Linera arribó al aeropuerto de Ezeiza en la noche del jueves, horas después de que lo hiciera el propio Morales, informaron fuentes de la Cancillería argentina y formalizó el pedido de refugio, que desde este viernes se tramita en la Comisión Nacional para los Refugiados.

Evo Morales llegó a Argentina: el canciller confirmó que le otorgarán el asilo político

Álvaro García Linera solicitó el estatus de refugiado, un día después de que lo hiciera el ex mandatario Evo Morales, derrocado hace poco más de un mes.

El arribo de Morales y García Linera se produjo dos días después de la asunción del presidente
Alberto Fernández, quien apoyó la armación del ex mandatario de que sufrió un golpe de Estado y
participó de las gestiones que le permitieron salir a salvo a ambos de Bolivia y asilarse en México, el 12 de noviembre.

Morales llegó al Aeropuerto Internacional de la localidad bonaerense de Ezeiza acompañado de su ex canciller Diego Pary Rodríguez y de quien fuera ministra de Salud, Gabriela Montaño.

El ex jefe de Estado llegó al Aeropuerto Internacional de la localidad bonaerense de Ezeiza
acompañado de su ex canciller Diego Pary Rodríguez y de quien fuera ministra de Salud, y el ex
embajador de Bolivia en las Naciones Unidas Sacha Llorenti también han llegado a Argentina y
solicitaron refugio.

El canciller Felipe Solá dijo que los cinco ciudadanos bolivianos, una vez que ingresaron al país,
“firmaron un pedido de refugio, que es una condición distinta del asilo”.

En este sentido, Solá aclaró que mientras el asilo solo se concede a personas con pedido de
extradición desde otros países, el refugio es para quienes “no pueden tener en su país la
seguridad” respecto “a su vida”, en declaraciones a la radio Metro. Y reiteró que la ley argentina no prohíbe al refugiado hacer declaraciones políticas, como las que realizó Morales a través de la red social Twitter como las que hizo sobre la presidenta del gobierno de facto boliviano, Jeanine Áñez.

Solá comentó que los cinco ex funcionarios bolivianos, incluyendo a Morales, optaron por dejar
México y viajar a Argentina porque todos tienen familiares y amigos en el país suramericano. “Y en segundo lugar, porque Evo Morales querrá en algún momento ir a su país e intervenir en política”, argumentó.

El canciller argentino reiteró que el presidente Fernández no reconoce a gobierno de Áñez, quien
ha convocado a elecciones en Bolivia, pero aún sin fecha establecida.

“No reconocemos el gobierno actual boliviano. Es un gobierno de facto pero sí reconocemos que
debe haber elecciones”, dijo Solá.

Share