Destrucción de la Industria Argentina

La industria pyme cayó 8,8% en enero según un relevo que incluyó empresas de Mendoza

Share

Fábrica Pastas Artesanales de Guaymallén funcionando a pleno, a mediados de 2015. Foto: Gobierno de Mendoza

Pymes de Mendoza dedicadas al rubro alimenticio, a la producción de productos químicos, de caucho y plástico, de productos minerales no metálicos y a la fabricación de maquinaria y equipos reportaron pérdidas por noveno mes consecutivo y engrosaron la estadística de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) que indica que el sector retrocedió 8,8% en enero.

“El sector no tuvo un buen inicio de año y bajó por noveno mes consecutivo. El uso de la capacidad instalada se redujo a 52,9 % y solo 27,5 % de las empresas consultadas crecieron. El descenso en la demanda interna fue muy fuerte y las exportaciones no repuntan por lo que no ayudan a compensar la debilidad del mercado interno. A pesar de la crisis de producción, los empresarios proyectan un dólar tranquilo este año, en torno a $ 49,8 para diciembre”, resumió la CAME.

Estos datos surgen de la Encuesta Mensual Industrial de CAME entre 300 industrias pymes del país incluídas las citadas mendocinas. El Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) registró un valor de 78,2 puntos en el mes, un nivel 18% inferior que el alcanzado, por ejemplo, en enero de 2012.

Las bajas más acentuadas en la comparación anual se dieron en “Material de transporte” (-17,7%), “Productos de madera y muebles” (-16,5%), “Calzado y marroquinería” (-15,5%), “Productos eléctrico-mecánicos, informática y manufacturas varias” (-14%), “Productos minerales no metálicos” (-13,3%), “Productos de caucho y plástico” (-10,6%), “Productos de metal, maquinaria y equipo” (-8,9%), “Productos textiles y prendas de vestir” (-8,4%), “Productos químicos” (-6,0%), “Papel, cartón, edición e impresión” (-5,9%), y “Alimentos y Bebidas” (-1,2), indica el informe.

Según la entidad, bajó la cantidad de industrias con rentabilidad: 30,6% frente al 33,5% de diciembre. En cambio, 31% tuvo rentabilidad negativa y 38% nula.

“Muchos empresarios continuaron liquidando stocks por debajo del precio de equilibrio para generar liquidez. Los compromisos financieros e impositivos son uno de los principales obstáculos que enfrenta el empresario, con presiones constantes para cumplir con sus pasivos sin posibilidad de hacerlo con el flujo de ingresos que está generando el negocio. Un factor que atenuó, fue la disminución de la carga impositiva en los sectores calzado, textil y marroquinería donde los empleadores recibieron un descuento de $ 12 mil de la base imponible del cálculo de las alícuotas por aportes patronales en los salarios”, indicaron.

En los últimos dos años se perdieron 59.876 puestos de trabajo registrados en la industria

Más información

Share