Pandemia y encierro

La Procuraduría Penitenciaria pidió al gobierno que habilite el uso de celulares en las cárceles para paliar la falta de visitas

Share

El Procurador Penitenciario de la Nación recomendó al gobierno nacional que se permita el uso de celulares a las personas detenidas al interior del Servicio Penitenciario Federal, como una medida paliativa mientras duren las restricciones y suspensiones a las visitas por COVID-19.

En Mendoza hay 5 mil presos entre todos los complejos penitenciarios, y desde el 21 de marzo pasado la provincia se plegó a las medidas precautorias de suspensión de visitas de familiares en complejos, unidades y alcaidías.

Francisco Mugnolo, titular de la Procuración Penitenciaria, dispuso este martes la Recomendación N° 908/PPN (ver al final de esta nota) dirigida a la Ministra de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Marcela Losardo.

“Motivan el documento, la sanción de sucesivas medidas excepcionales, como consecuencia de la pandemia, tendientes a regular, limitar y finalmente suspender el derecho de las personas detenidas y sus familiares a mantener jornadas de visitas dentro y fuera de los establecimientos penitenciarios federales”, señaló la Procuración.

Durante el proceso de ejecución de la pena, las personas detenidas mantienen el resto de sus derechos pese a la restricción de su libertad ambulatoria.  Entre los que no se encuentran cancelados por la privación de la libertad, la normativa nacional e internacional ha incluido el derecho a la información, las comunicaciones y el contacto con familiares y allegados, alegó el organismo.

“La reciente decisión adoptada por la administración penitenciaria nacional respecto a la suspensión de las visitas supone la restricción absoluta de varios derechos.  Es por ello que la Procuración Penitenciaria resolvió emitir la Recomendación en cuestión a  efectos de mitigar en parte aquellas vulneraciones”, agregó.

Numerosos organismos nacionales e internacionales han insistido en la necesidad de diseñar medidas alternativas para mitigar los impactos negativos de la incomunicación familiar durante esta emergencia mundial.

Muchos de ellos sostienen la necesidad de autorizar la tenencia y uso de telefonía móvil por las personas detenidas mientras duren medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio.  Este mismo organismo ya había adelantado su postura en recomendaciones anteriores más generales para prevenir y mitigar las consecuencias negativas de esta emergencia.

Este es el documenot completo de la Procuración:

Share