Víspera del cambio de mando

Alberto Fernández y Macri compartieron una misa “por la unidad y la paz”

Share

Awada, Macri, Fernández y Yáñez en primera fila en la misa convocada por la Conferencia Episcopal.

A un día del cambio de gobierno, el presidente Mauricio Macri y el mandatario electo Alberto Fernández compartieron una misa por la “unidad y la paz” convocada por la Iglesia católica en la basílica de Luján con ocasión del día de la Inmaculada Concepción de la Virgen María.

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) convocó “al Pueblo de Dios y a todos los sectores sociales y políticos que deseen participar, a rezar juntos por la Patria”.

La celebración religiosa comenzó a las 11 y fue presidida por Oscar Ojea, obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), mientras que la homilía estará a cargo de monseñor Jorge Eduardo Scheinig, arzobispo de Mercedes-Luján.

A la convocatoria de la Iglesia respondieron rápidamente Macri y Fernández, quienes concurrirán acompañados de otros dirigentes y colaboradores.

“Hacer este gesto a los pies de la Virgen me parece que es un regalo de ella misma para la Nación teniendo en cuenta los momentos tan delicados para América Latina y para la Argentina”, dijo monseñor Scheinig a la agencia de católica de noticias AICA.

El mensaje de la homilía

“Necesitamos promover una cultura del encuentro, y volver a dialogar todas las veces que sea necesario. Mucho nos va a ayudar alcanzar un pacto social y promover políticas de estado que alcancen mucho más allá de los que les toque gobernar en un determinado tiempo”, señaló Scheinig.

“Es importante que vivamos una mística de nosotros. Eso debería ser música para nuestra alma popular. En nuestro pueblo los pobres son para los cristianos personas que nos hablan de dios. Por eso nos oponemos que sean reducidos a un hecho sociológico o macroeconómico. Deseamos que recuperen los derechos y las oportunidades a la que está llamada toda persona humana. Estamos llamados a cuidar a los pobres”.

La homilía culminó con un mensaje que dio el papa Francisco a quienes rezaban por él en la previa de la elección del nuevo papa, en febrero de 2013: “Ese día memorable para el mundo y para todos nosotros… Cuánto bien nos haría conocer al papa de manera directa, y no por quienes lo parcializan y desfiguran su mensaje. Decía Francisco ‘gracias por rezar. Les pido un favor, caminen juntos todos, cuídense los unos a los otros, cuídense entre ustedes, no se hagan daño, cuiden la vida, cuiden la familia, cuiden a la naturaleza, cuiden a los niños, cuiden a los viejos, que no haya odio, que no haya pelea, dejen de lado la envidia, no le saquen el cuero a nadie”.

Noticia en desarrollo

Share