La gran estafa

Pagar el mínimo de la tarjeta te puede fundir, la refinanciación cuesta 130%

Share

Los bancos subieron las tasas de refinanciación a límites exorbitantes.

Pagar el mínimo de la tarjeta de crédito es una tentación irresistible, pero que puede salir muy caro. Tanto, que conviene más sacar un préstamo personal para pagar el total del resumen de la tarjeta antes que pagar el mínimo, advirtió el periodista especializado Mariano Gorodisch en El Cronista.

Los bancos elevaron en promedio el Costo Financiero Total (CFT) del 110 por ciento al 130 por ciento. Una usura que en el país es absolutamente legal. El lobby de los banqueros sobre la clase política impidió cualquier límite a la usura hasta ahora. En este escenario, la gestión errada de una tarjeta de crédito puede llevar al cliente de un banco a comprar un a bicicleta, pero pagar un auto.

Gorodisch advirtió que pagar en 12 cuotas pasó a tener un costo financiero total del 160% desde el 19 de octubre, contra 110% que valía desde el 7 de septiembre y versus 89% que estaba desde el 20 de agosto.

Pagar en tres cuotas implica un CFT del 155%, contra 98% que estaba desde septiembre y 78% en agosto. En tanto, para las seis cuotas hoy hay que saber que tiene un costo del 158%, contra 99% de septiembre y 79% de agosto.

El Cronista  reveló la estrategia de los bancos para expoliar a los usuarios de tarjetas de crédito. Varios bancos saben que la mora está creciendo, entonces algunos están ajustando los pagos mínimos. “La gente que empieza a ‘revolear’ (por hacer ‘revolving’, que es como se llama en la jerga a pagar el mínimo) posiblemente caiga en mora, entonces subimos el pago mínimo para forzarlo a pagar más y achicar la deuda, de modo de reducir el impacto de una posible mora. Claro que esto hace caer el consumo, porque hoy la gente está usando la tarjeta para poder pagar la comida en el supermercado”, reveló un banquero que fue identificado por el diario económico y financiero porteño.

 

Share