Campesinos de Jocolí llevaron a la Legislatura el reclamo por el joven baleado por la policía mientras defendía su tierra

Share

jocoli
Imagen del operativo policial al servicio de un holding extranjero que disputa las tierras con campesinos lavallinos. Foto: MNCI Mendoza

Este miércoles fueron recibidos por la Comisión de Derechos y Garantías miembros del Movimiento Nacional Campesino Indígena de Mendoza, después de que policías a pedido de la empresa española Argenceres -que intenta expandir en Mendoza su negocio vitivinícola y olivícola- balearan a Pablo Sarmiento, miembro de a organización.

La policía difundió una versión que se contrapone con la brindada por los campesinos: del operativo “participaron cuatro policías, tres encargados de la finca con filmadoras y cámaras de fotos. Buscaban armas y los puesteros sólo tenían sus cuchillos, se sabe que el hombre de campo lleva siempre cuchillos, debe pararse a comer en donde lo encuentre el día. Los detuvieron por averiguación de antecedentes y a la noche los soltaron”, describió Lena Mozas, del MNCI.

Pablo Sarmiento recibió balazos en una de sus piernas, mientras que a los puesteros que lo acompañaban les secuestraron los caballos (su movilidad en el campo) y sus perros.

“Así es como se invade y alambra tierra campesina. La violencia policial al servicio de una Transnacional de Origen Español, que opera en Cuyo bajo denominaciones comerciales de ELAIA , Argenceres Villa Atuel SA. Después de decenas de denuncias de la comunidad sobre robo de animales, intento de alambrar su tierra, invasión con casillas , presencia de bandas armadas, a pesar de sentencia y precautoria a favor de la comunidad, la policía garantiza el delito penal, civil y económico de la empresa”, remarcaron miembros del MNCI.

campesinos
La Comisión de Derechos y Garantías se reunió este miércoles con campesinos de Lavalle. Foto: Twitter@CristinaPerezok

 

 

Share