MEDIOS PAVOS

El Vaticano aseguró que Barrientos fue usada para un negocio del orfebre Pallarols y una operación mediática

Share

marga-pamme

El Vaticano salió a desmentir la acusación vertida en el programa de Pamela David en el canal América por maltrato a Margarita Barrientos, líder del comedor Los Piletones y dirigente macrista. El episodio sucedió hace tres años cuando Barrientos fue al Vaticano con una comitiva organizada por una fundación que hacía una campaña con un cáliz del artista Juan Carlos Pallarols.

La agencia Télam citando fuentes directas de El Vaticano aclaró el episodio desde la campana cercana a Jorge Begoglio, jefe de la Iglesia porteña hasta ser ungido Papa.

Barrientos dejó trascender que Francisco no la había recibido por su vinculación política con Mauricio Macri, acusando a la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto -también presente en la audiencia-, de haber sido la artífice de un pedido al Vaticano para que la desalojaran de la plaza San Pedro.

La verdadera razón por la cual el papa Francisco no logró encontrarse con Barrientos fue su acompañante en esa comitiva, Carlos Pallarols, el hijo mayor de Juan Carlos,quien está distanciado de Bergoglio y de Adrián, otro de sus hijos, desde el 2006.

La dirigente popular porteña alistada en el macrismo desde el nacimiento del partido que llevó a Macri a la Presidencia y subsidiada por la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires durante los dos mandatos de Macri y el actual de Horacio Rodríguez Larreta siguió su guión en una entrevista con el programa de Ernesto Tenembaum, en radio Con Vos. “Esto lo había guardado para mí, y esto había quedado así, como un mal recuerdo. Pero a mí me decían ‘tenés que hacer un poco de pucherito si fue por Mauricio (Macri) que no te recibió'”.

Barrientos confirmó que a ella la invitó una fundación que estaba en yunta con el costado de los Pallarols que irritaba al Papa. Para bajar el tono a la polémica y despegar la imagen del papa argentino, Barrientos dijo estar “segura” de que Francisco “no sabía” que fue a visitarlo al Vaticano.

 

En el Vaticano dicen que Barrientos fue usada por Pallarols para hacer un negocio que estaba encubierto como una obra de caridad. “Margarita Barrientos fue víctima dos veces: en 2013 y ahora con sus declaraciones”, dijo una fuente cercana al papa Francisco a la agencia Télam.

Para entender el enredo hay que remontarse a la insólita interna de la familia Pallarols, cuenta Silvina Oranges en una nota difundida este viernes en la web de la agencia. Luego entra al tema desde el origen, muy lejano al programa del canal de los mendocinos Daniel Vila y el ex ministro menemista José Luis Manzano en el que se reflotó una historia vieja que luego fue usada por los portales más concurridos para relegar una gran marcha universitaria contra el ajuste de Macri y otros temas que el Gobierno prefiere en el subsuelo de la actualidad mediatizada.

Desde que se distanció de su padre, Adrián -el hijo menor de la familia- se hizo amigo íntimo de Jorge Bergoglio cuando era arzobispo de Buenos Aires. Lo apoda familiarmente ‘el viejo’ y actualmente es el “verdadero orfebre” del papa Francisco. Ya realizó dos cálices para él: uno lo conserva en la residencia de Santa Marta donde vive y otro fue utilizado en la misa que presidió en la catedral de San Patricio, en el marco de su gira por los Estados Unidos.

Cuando el mundo recibió con sorpresa la elección de Jorge Bergoglio como Papa el 13 de marzo de 2013, Juan Carlos y Adrián estaban trabajando juntos en un cáliz para el renunciante Benedicto XVI. Este fue el ultimo trabajo que hicieron juntos.

Tras surgir las diferencias entre ellos, Juan Carlos decidió continuar el trabajo solo y recorrió las provincias para que los argentinos puedan cincelar un cáliz para Francisco, recaudando dinero, según contaron a Télam las fuentes cercanas al Papa, situación ante la cual es considerado “persona no grata” en el Vaticano.

En abril de 2013, es Carlos -el hijo mayor- quien intenta llevarle el cáliz a Francisco y, en un gesto que fue interpretado por el Vaticano como de “viveza criolla”, invita a la dirigente social de Los Piletones para que lo acompañe, y lograr así la foto y el encuentro tan preciado con el pontífice.

El grupo, que incluye también a la periodista de canal 13 Karina Vilella, quien además dirige la ONG Centro Diplomacia Karina Vilella, en la que se desempeña también Carlos Pallarols, consiguió tickets para la tradicional audiencia pública de los días miércoles en la plaza San Pedro, a través de la embajada argentina ante la Santa Sede, en ese momento a cargo de Juan Pablo Cafiero. En esa misma audiencia estaban Carlotto y el diputado e hijo de desaparecidos Juan Cabandié.

Carlotto calificó este viernes toda la situación como una “novela absurda” producto de una “imaginación febril” y desmintió categóricamente que le haya pedido al papa Francisco que no recibiera a Barrientos, tal como dejó trascender el jueves la dirigente social.

Según la fuente cercana a Francisco, “en aquel momento la usaron a Margarita para disfrazar un negocio con una cuestión solidaria; la quisieron usar como un señuelo mediático y les salió mal porque efectivamente la Guardia Suiza los retiró de la plaza San Pedro”.

Con sus declaraciones de esta semana -“tal vez inocentes-“, la dirigente social de destacada trayectoria “fue nuevamente usada políticamente para ensuciar la imagen de Francisco”, según las fuentes.

Share