Cortaron una ruta en Ezeiza los trabajadores que usó Macri de escenografía para el veto de la Ley Antidespidos

Share

macri-cresta
Este martes cortaron la ruta contra por la reincorporación de 2.500 despedidos los trabajadores que Macri usó hace tres semanas de escenografía del anuncio del veto a la Ley Antidespidos.

Un grupo de trabajadores de Cresta Roja cortaron la ruta 205, en Ezeiza, por la reincorporación de 2.500 despedidos y contra los salarios de miseria de los activos.

Mauricio Macri anunció el fin del desempleo en el país gracias al veto de la Ley Antidespidos desde la empresa avícola Cresta Roja, en el Sur del Conurbano, epicentro de la primera represión de su gobierno contra la protesta social. Los mismos trabajadores usados de escenografía para el anuncio del veto aplaudido por el establishment y la prensa adicta, este martes salieron a cortar la ruta por la reincorporación de 2.500 despedidos.

Además, pretenden mejoras salariales para compensar el tarifazo y los efectos sobre el costo de vida de la política macrista: devaluación, eliminación de retenciones a los dueños de los alimentos y levantamiento de las limitaciones a las exportaciones que sostenían precios a tono con los salarios argentinos.

Cresta Roja se presentó en quiebra, luego reactivó una parte de su producción y llegó hasta la actualidad con 2.500 trabajadores sin trabajo y sueldos de miseria para los que fueron reincorporados. Macri usó a los reincorporados como escenografía de sus actos en dos oportunidades en menos de seis meses.

 

“Macri usó de pantalla una empresa que reincorporaba trabajadores para vetar una ley contra el empleo. Al anuncio lo hizo rodeado de los supervisores. Mientras vetaba, afuera, había asamblea y estábamos tocando el bombo. A nosotros, nunca nos atendió el Presidente”, dijo Adolfo Silvio Etcheun, referente del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Carne y sus derivados (SICGBA), citado por el diario La Nación.

Cresta Roja es operada por orden judicial por un consorcio de firmas encabezado por Ovoprot Internacional, se reincorporaron en abril 687 empleados, según fuentes gremiales. Sin embargo, desde Cresta Roja confían que fueron 1300. El sector más complicado es producción. Hay 2500 trabajadores que perciben $ 6000 mensuales a partir del subisido estatal Reproducción Productiva (Repro). Se trata de la plantilla que aún no ingresó en el proceso de normalización de la compañía.

“Desde diciembre cobramos 6.000 pesos y nos cortaron la obra social. Con los aumentos que hubo no llegamos a fin de mes. Pedimos que suban los Repro a 11.000, que se nos exceptúe del pago de la luz y queremos bolsones de alimentos y garrafas sociales”, reclamó Etcheun, cuyo sindicato está enrolado en la CGT Azul y Blanca, que encabeza Luis Barrionuevo, aliado incondicional hasta el momento del macrismo.

Share