Anticipan una catarata de demandas civiles, penales y laborales por maltrato a docentes en Salud Laboral

Share

maltrato
Una de las repetidas consignas de los maestros contra la política salarial y educativa de Cornejo. Foto: Sute Godoy Cruz

El Sute Godoy Cruz reclamó por escrito a la Dirección de Escuelas “como última tentativa antes de iniciar las acciones civiles, penales y laborales correspondientes” por las condiciones de funcionamiento de Salud Laboral (SEaM) de la DGE, entre otras cosas por la “arbitrariedad de los criterios médico-científicos” que, denuncian los docentes, muchas veces son discriminatorios y disímiles y tienen como consecuencia la prolongación de licencias psiquiátricas y el no retorno de educadores al aula.

Una psicóloga, docente suplente y psicopedagoga del Este, quien perdió la posibilidad de tomar cargos porque le dieron “no apto” elevó el caso a sus colegas del Colegio de Psicólogos por la arbitrariedad de los criterios con que la evaluaron, refutados luego por sendos estudios realizados por psicólogos y psiquiatras externos. “La intervención del Colegio es importante no sólo porque los docentes no saben que se pueden denunciar las malas praxis de los mismos allí sino porque van al Consejo Deontológico que es donde se denuncian a los médicos”, indicó a EXPLÍCITO la mujer afetada.

Señala la nota elevada por el SUTE a la DGE que en casos de sobrepeso, por ejemplo, se negaron certificados de aptitud psicofísica “sin criterio científico racional alguno, donde el sobrepeso era mínimo y de ninguna manera constituía un obstáculo para ejercer la docencia”.

La consecuencia de este tipo de acciones -que según el gremio y los innumerables casos de maestras que han presentado su testimonio- son casos de stress innecesario, “pérdida de tiempo, una estigmatización discriminatoria y la pérdida de empleo”.

Situaciones graves en salud mental

Según la nota elevada a la DGE, aquí se dan situaciones graves por el tipo de análisis de la personalidad que se realiza a los docentes y que, cuando se lo contrasta con estudios realizados por psicólogos y psiquiatras por fuera del circuito de la DGE recibe cuestionamientos técnicos y metodológicos. “Se trata de entrevistas exprés, donde el docente o celador recibe una planilla que, por su resultado, pareciera que han entrevistado a alguien incapaz de haber estudiado una carrera y que hubiera llegado a la docencia por accidente”.

En este punto se registra una gran cantidad de denuncias por maltrato, persecución y discriminación: “Entrevistas donde los profesionales del SEAM interrogan sobre aspectos de la vida personal no relacionados con el trabajo e intimidan a los entrevistados”. Señala el gremio al respecto que “merece destacarse que estos profesionales niegan sistemáticamente la aptitud para el ejercicio de jerarquía a quienes tengan cualquier antecedente de licencia psiquiátrica, llevando adelante una práctica discriminatoria e ilegal”.

Aquí apuntan, además: “Tienen un ensañamiento particular con las docentes y celadores que atraviesan depresión pos parto”.

Denuncias en el Colegio de Psicólogos

Por el maltrato reiterado y las preguntas fuera de lugar en las entrevistas, una docente psicóloga y psicopedagoga de San Martín denunció el caso al Colegio de Psicólogos esta semana. “La primera vez que me dieron el no apto me dieron una grilla del psiquiatra. La segunda vez que me dan el no apto voy a buscar las grillas y ahí me entregan un resultado donde tengo limitadas mis funciones cognitivas pese a que acabo de recibirme en una especialización en la UNCuyo. Me perdí dos cargos para entrar como titular por estar en un laberinto burocrático. Cuando vos presentás un recurso de revocatoria o algún trámite judicial y buscás tu número de expediente y no lo tienen, no está o lo perdieron”, señaló a EXPLÍCITO la docente.

Los docentes con estos problemas que han denunciado la situación en el SUTE creen ver detrás de este laberinto burocrático una estrategia de despidos encubiertos y el blanco son los docentes suplentes.

Patologías de la voz, laberinto sin salida

En el caso de las patologías de la voz hay cientos de denuncias porque si un docente recibe un “no apto” por  alguna patología relacionada con esto es derivado a que haga una denuncia en ART Provincia, pero esta empresa las rechaza sistemáticamente mientras el docente depende de esa licencia. “Cuando la ART rechaza la cobertura (lo que puede tardar semanas mientras el docente no trabaja), el docente se encuentra en el limbo, sin curarse pero sin licencia, por lo que debe buscar un otorrinolaringólogo particular, lo que puede demorar semanas o costar mucho dinero, para obtener una licencia, mientras se hace una denuncia a la SRT”, señala el documento en manos de la DGE.

“Esto es un contrasentido, ya que fueron los mismos medicos de salud laboral los que detectaron la patología y derivaron al docente a la ART”, indica el gremio.

Los que padecen ese círculo remarcan que “es agotador y enfermante en sí mismo y Salud Laboral -y en particular Recursos Humanos- debe asumir la responsabilidad inmediata por no proteger a sus trabajadores al no obligar a la ART a cumplir con su tarea”.

Una propuesta en cuatro puntos

El gremio propuso a la DGE una serie de propuestas para solucionar el destrato a los docentes en salud laboral:

1-Que el sistema de otorgamiento de certificados psicofísicos y auditorías médicas se llevado adelante por prestadores públicos ya existentes, de manera independiente, con profesionales designados por concurso, según cada jurisdicción, sin depender de la DGE.

2-Que se acuerden en paritarias los requisitos médicos-científicos para las aptitudes psicofícicas de los trabajadores de la educación, sacándolo de la arbitrariedad o discrecionalidad de cada profesional y de la misma DGE, tanto para salud física como mental.

3-Que las reevaluaciones sólo puedan ser pedidas por junta de Discipina, en el marco de un sumario transparente y con derecho a defensa garantizado.

4-Que se revise y modifique todo el sistema integrado de salud que debe tener en cuenta la ART, OSEP y Salud Laboral para garantizar la cobertura y protección de tratamiento y licencias durante todo el proceso.

————————————————————————————————————–

Los docentes afectados subieron una petición a una popular plataforma para juntar firmas (Change.org) donde denunciaron la situación. Allí pueden leerse decenas de testimonios de afectados por lo que ocurre en Salud Laboral. 

Share