Bonfatti echó al jefe de la Policía de Santa Fe que nombró hace tres meses en lugar del sospechoso de proteger narcos

Share

El jefe de la fuerza, Cristian Sola, es investigado por enriquecimiento ilícito. Era el segundo del comisario Tognoli, quien dejó la jefatura cuando se conoció que la Justicia lo investiga por presunto favorecimiento del narcotráfico. 

 

El desplazado jefe de la Policía de Santa Fe, Cristian Sola, saluda al gobernador en un acto. Foto: Inforafaela.com - Archivo
El desplazado jefe de la Policía de Santa Fe, Cristian Sola, saluda al gobernador en un acto. Foto: Inforafaela.com – Archivo

El Gobierno de Santa Fe anunció el pase a retiro del jefe de la Policía provincial, Cristian Sola, investigado por presunto enriquecimiento ilícito, y del subjefe José Luis Romitti. El comisario Omar Odriozola será el nuevo número uno de la policía santafesina. Sola había reemplazado al exjefe policial Hugo Tognoli, quien es investigado presuntos vínculos con el narcotráfico, en octubre.

Sola es investigado por la Dirección de Asuntos Internos de la policía provincial por presunto enriquecimiento ilícito. El depuesto jefe se como  subjefe de Tognoli, al mismo tiempo que se desempeñaba al frente de la dirección que trabaja en tareas contra el narcotráfico, un tema que tiene a maltraer no sólo al gobernador santafesino, sino también a su sostén político y principal figura del Frente Amplio Progresista (FAP) Hermes Binner.

Según denunció hace unos meses el diputado provincial del Movimiento Evita Gerardo Rico, el ahora ex jefe de la fuerza, Sola, es propietario de una “mansión” en la localidad santafesina de Roldán, ubicada a 25 kilómetros al oeste de Rosario. Para Rico, el valor de ese inmueble no es compatible con los ingresos de un comisario en actividad.

Además, Sola había sido cuestionado por distintos sectores de la oposición santafesina porque compartió la cúpula de la policía con el comisario Hugo Tognolli, quien debió renunciar en octubre cuando se conoció que era investigado por la justicia federal rosarina en un caso de presunta protección a narcotraficantes.

Según informó este lunes el Ministerio de Seguridad de la provincia, el nuevo jefe, Omar Odriozola, “se encontraba al frente de la Unidad Regional I, departamento La Capital; y previamente a ello había estado a cargo de la Unidad de Protección a Testigos y Querellantes de la provincia”.

Ni el ministro de Seguridad santafesino, Raúl Lamberto, ni el gobernador Antonio Bonfatti hicieron públicos motivos puntuales que justifiquen la salida de Sola, puesto por ellos mismos hace menos de tres meses.

El gobernador quiere compartir el precio de la crisis con la Nación

En medio de una gruesa crisis en el área de Seguridad Bonfatti le dijo a radio Mitre que su gobierno está “en una profunda transformación de la Policía. Estos son los cambios profundos que estamos haciendo en la provincia”.

Y se sacó una parte de la responsabilidad propia y de su partido (el socialismo gobierna Santa Fe dese 2007) por la crisis. “Hemos pedido reuniones con [la ministra Nilda] Garré y no tuvimos respuesta. Queremos plantear una política conjunta para combatir el narcotráfico”, despejó la pelota caliente el mandatario provincial.

“El 87 por ciento de los homicidios son de gente que tiene relaciones interpersonales, de sectores más postergados. Por eso estamos pidiendo auxilio en ese sentido. Desde 2006 no tenemos viviendas de plan federal”, volvió a revolear el juego a la cancha del kirchnerismo.

Fuente: Télam, Página 12 y La Nación

 

 

Share