Cárceles de Mendoza

Al banquillo seis expenitenciarios que se filmaron mientras torturaban a un preso

Share

Este lunes comenzó el juicio contra expenitenciarios por torturas contra un preso en el penal San Felipe, cometidas en 2010 y grabadas con total impunidad y en medio de risas por un grupo de carceleros. En su momento el video fue reproducido en noticieros de todo el país y el exterior, posicionando nuevamente a mendoza como uno de los sitios con peores cárceles.

Se presentaron como querellantes la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, representada por Fernando Peñaloza, y la ONG Xumek, protectora de DD.HH, quien inició la demanda. Poco después de revelada la filmación de la aberrante sesión de torturas, el fiscal de asuntos complejos Santiago Garay ordenó la detención de cinco guardias identificados, y el gobierno -que entonces ejercía el peronista Celso Jaque- ordenó el pase a disponibilidad del jefe de seguridad del penal, Leonardo Escobar.

No obstante, en el inicio de la jornada de juicio de este lunes provincia de Mendoza no se presentó, con lo cual desistió de ser querellante en esta causa. Originalmente eran querella Xumek, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y la Provincia.

Sí se presentó el expreso y víctima de las torturas -recobró la libertad semanas atrás con condena cumplida-, quien identificó a los agresores, dio su versión de lo ocurrido y estuvo presente mientras se exhibían los videos.

Todo ocurrió el7 de junio en el módulo 5A del complejo penitenciario San Felipe II, Allí seis agentes penitenciarios -Jonathan Bizaguirre Moreno, Daniel Perón González, Germán Nuñez Aciar, José Arredondo Ahumada, Eduardo Quero Rey y Luis D’Ambrossio Orozco- torturaron física y psicológicamente a un interno mientras filmaban todo con un celular. Un hombre que dijo haber encontrado el teléfono  caído al costado de la cárcel de Mendoza entregó el teléfono a la ONG Xumek, lo que inició la demanda.

En los videos que pudo extraerse del celular- las pericias luego determinaron de quién era y se extrajo más material gráfico del aparato- se ve que participan al menos 5 penitenciarios y tienen a un interno. En el primero, que fue grabado como 050, se ve al preso de rodillas contra un rincón, con las manos esposadas a la espalda y la frente contra el piso. Uno de los guardias levanta sus brazos hacia la pared en sentido contrario al que da el físico. Mientras el preso grita de dolor y exclama “¡ya está!”, otros guardias lo golpean con los puños y patadas en las costillas y la espalda.

Los penitenciarios insisten con la golpiza turnándose y burlándose del preso, que incluso llegan a atar a una ventana “como un perro”, describe uno de ellos.

Cárceles de Mendoza, hacinamiento y torturas

La violencia en las cárceles de Mendoza es una constante que ha merecido el foco de organismos nacionales e internacionales de Derechos Humanos por las condiciones de detención y por el uso abusivo de la prisión preventiva que caracteriza al sistema penal.

En septiembre de 2016 llegó a la provincia una misión de la OEA, alertada por denuncias e informes lapidarios sobre las condiciones de detención en las cárceles de San Felipe y Boulogne Sur Mer, sobre los cuales la Procuración apuntó que la situación es “constitutiva del delito de tortura y por la que deben responder los sujetos activos que se encontraban a cargo de la guarda, custodia y vigilancia de los detenidos”.

Informe Explícito: cárceles de Mendoza

 

Share