Blanco Fácil

Cartoneros, limpiavidrios, cuidacoches, bañistas y opositores, los últimos multados del Código de Faltas

Share

Un hombre que juntaba cartones para cambiarlos por unos pesos en Capital, otro que limpiaba vidrios para ganarse el día en una esquina de Las Heras, once personas que ofrecían cuidar los autos por unas monedas en la Feria del Juguete, también en Las Heras, tres jóvenes de escasos recursos que buscaron escapar del calor en un canal de San Rafael y referentes políticos opositores al macrismo fueron el blanco fácil contra el cual el Gobierno de Cornejo disparó los dardos del Código Contravencional en cuatro meses de aplicación.

Las 16 personas de este breve listado, más los opositores al gobierno, fueron penalizadas por el Código Contravencional y engrosaron la retórica punitivista con que el Gobierno difundió cada caso a través del Ministerio de Seguridad y el Poder Judicial.

De este último, el ejemplo publicitario más reciente fue entregado este jueves por el juez de Faltas de San Rafael, Oscar De Diego, quien se ufanó de multar a tres jóvenes pobres con $9.000 y admitió que no tenían plata, con lo cual iba a disponer de arresto.

De Diego, además, se jactó de haber hecho desaparecer de las calles sanrrafaelinas a los cuidacoches y personas que limpian vidrios a cambio de monedas.

La última multa aplicada blandiendo el Código Contravencional fue a los gremios que se manifestaron este jueves en la Marcha de Antorchas. La Municipalidad de Capital informó que multó  por “corte de circulación vehicular” al SUTE, ATE, CTA, Partido Obrero e Izquierda Unida. Cada uno deberá pagar $70.000, señaló la comunda que comanda el macrista candidato a gobernador Rodolfo Suárez. También le enviaron factura por el mismo monto a Roberto Baradel, Secretario General de SUTEBA (Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires). Todos acompañaron la multitudinaria marcha de antorchas contra los tarifazos que ahogan el bolsillo de jubilados, obreros, estudiantes, pymes y demás.

Además de los opositores políticos penalizados en pos del “civismo y respeto”, como publicita Suárez, blanco fácil del Código Contravencional son los sectores de la economía popular, como quienes limpian vidrios y cuidan autos por monedas, una de las razones por las cuales el Código fue denunciado por múltiples organizaciones en la Corte Suprema.

El Código de Faltas de Cornejo suma resistencias en la Corte con múltiples pedidos de inconstitucionalidad

La Gremial de Abogados, una de las organizaciones denunciantes, calificó esta normativa como un “apartheid criminológico”. Una de sus integrantes, Laura Valente, se explayó así: “No es casual que se sancione al mendigo, al cuidacoches, al limpiavidrios. Al reprimir estados como la embriaguez, la mendicidad, se vulnera el principio de lesividad, es decir que se requiere el daño a un bien jurídico. Hay toda una nota de apartheid criminológico”.

Los penalizados por el Código parecen seguir al pie de la letra la descripción de la Gremial y dar sustento a las denuncias por violación de la Constitución por parte de este sistema punitivo. El Ejecutivo, a poco de andar la norma, promocionó que la mayor cantidad de denuncias era por agresiones contra los docentes, aunque no brindó datos concretos de los casos.

El hombre que limpiaba vidrios

A fines de diciembre de 2018, el Segundo Juzgado de Faltas de Mendoza envió a la cárcel por dos días a un hombre que buscaba ganarse la vida en una esquina de Las Heras limpiando vidrios, lo que generó el repudio de un colectivo de organizaciones sociales entre las que se encuentran La Colectiva Mendoza, Irrompibles Mendoza, M17, Victoria Popular y el Colectivo de Lucha por Les Pibes (CELPI).

“El Estado es el responsable de generar condiciones para una alternativa digna de trabajo, sin embargo la respuesta que el gobierno da es el encierro. Las organizaciones políticas y sociales que firman este comunicado repudiamos la condena de arresto impuesta a una persona por “cuidar autos” en la Ciudad de Mendoza”, señalaron en un comunicado de repudio a la detención de este hombre, de 42 años, que pasará 48 horas en un calabozo de la Alcaidía 1, ubicado en la caballería de la Policía, a 1 km al norte del penal de Boulogne Sur Mer.

Buscavidas en la Feria del Juguete

En la víspera de la noche de Reyes, la Policía detuvo a 11 personas que intentaban ganarse unos pesos oficiando como cuidacoches en la popular Feria del Juguete, de Las Heras. Tal como ocurrió con el hombre que limpiaba vidrios en una esquina para juntar monedas, y que fue llevado al calabozo dos días, estas personas fueron puestas a disposición del juzgado de turno.

Según la información que el Ministerio de Seguridad envió a medios de prensa, fueron uniformados de la UEP Las Heras quienes la emprendieron contra los improvisados cuidacoches en calle Pescadores y Acceso Norte. Blandiendo el artículo 57 del código -que ordena pedir permisos especiales a las autoridades para pedir monedas a cambio de cuidar autos- los aprehendieron.

A los detenidos, según el código, les corresponderá pagar una multa desde quinientas (500) U.F. hasta un mil (1.000) U.F. o arresto de cinco a diez días. Cada Unidad Fiscal equivale a $9,50 según la Ley Tributaria de Mendoza. Es decir que cada cuidacoches será penado con una multa de entre $4.950 y $9.500 o 5 o 10 días de arresto según resuelva quien esté de turno en el juzgado.

Cartonero con carro confiscado

A fines de enero, la policía de Tránsito de Mendoza le quitó el carro a un cartonero que intentaba juntar material en las calles del centro como forma de supervivencia. Como ocurre desde fines de 2018, lo hizo blandiendo el Código Contravencional.

“Le quitan carro con cartones y material reciclable en pleno centro. Le quitan mas que eso, su laburo de horas al sol con 40°, el mango para parar la olla”, fustigó el Colectivo de Lucha por Les Pibes (Celpi), que logró registrar el momento con fotos que difundió a través de las redes sociales.

Tres jóvenes que buscaban escapar del calor

El último fin de semana, en San Rafael, la policía detuvo a tres jóvenes de bajos recursos que intentaban mitigar las altas temperaturas bañándose en un canal de riego. Para hacerlo se escudaron en artículos del Código de Faltas que, según publicitó el propio titular de Irrigación, servirá en esta temporada estival para apresar o cobrarle multas a quienes acudan a refrescarse por esta vía. Lo ocurrido en San Rafael es el precedente que abre la puerta a otras detenciones usando esa herramienta punitiva.
El juez que actuó en las detenciones, Oscar De Diego, admitió en radio Vos que los jóvenes no tienen el dinero para pagar la multa, que ascendería a $9.000, mucho más que lo requerido para pagar una temporada completa en una pileta, algo que, como es evidente, estas personas no pueden hacer. Con lo cual judicializó el tema por otro camino: inició los expedientes para que se determine si los arresta en un calabozo por tres días o los manda a hacer trabajos comunitarios en penalización por bañarse.

Opositores políticos, blanco fácil

Cuando la Municipalidad de Capital, en 2015, puso a andar su Código de Convivencia, hubo marchas en contra, presentaciones y hasta un pedido del Ejecutivo Provincial )en ese momento en manos del FpV), para que derogara la norma “por restringir infundadamente el derecho de todo ciudadano y ciudadana, asociación, gremio o sindicato a la expresión de ideas, reclamos, peticionar a las autoridades, entre otros derechos”.
Entre otras cosas, la Provincia le reprochaba a Capital el criterio discrecional con que aplicaba la normativa y recordaba varas distintas, por ejemplo, para quienes obstruyeron el tránsito marchando por el fiscal Alberto Nisman.

La Provincia contra el Código de Convivencia: “Suárez pasó por alto la marcha por Nisman” mientras multa a viñateros y artistas

Pero a fines de ese año el signo político de gobierno cambió, pasó al macrismo. Como los planetas, las intenciones punitivistas se alinearon y la Provincia fue por más, elaborando un Código que rigiera en todo el territorio provincial, que es el que se usa ahora para avanzar en multas y arresto según criterio del juez de turno.

Unos adoctrinan, otros aconsejan ante las razzias policiales

Ante la resistencia social que generó la normativa, la Municipalidad de Capital ideó una “trivia”o juego con el cual bajó en las vendimias barriales línea a los vecinos sobre supuestos beneficios del Código.

“La Municipalidad de Mendoza invita a los vecinos y turistas a participar de la Trivia de Convivencia Ciudadana ‘Hablemos el mismo Código’ que se llevará a cabo en distintos paseos y espacios públicos de la Ciudad. Se enfocará en proponer preguntas y respuestas acerca del Código de Convivencia de la Ciudad de Mendoza y tiene como objetivo difundir y concientizar sobre los valores de una convivencia respetuosa”, resumieron.

Capital estrena una “trivia” para bajar línea del Código de Convivencia en las vendimias

A su turno, y por los múltiples denuncias de abogados y expertos en DD.HH. acerca de quiénes son los destinatarios del Código, la promotora de derechos Xumek elaboró una especie de manual de herramientas para saber cómo actuar frente a una detención.

Mercedes Duberti, responsable del Área de Política Criminal y Asuntos Penitenciarios de esa ong, remarcó que la policía ahora tiene mayores facilidades para “detener a cualquier persona que segun ellos es una amenaza a la convivencia ciudadana. Hay tres leyes que dan curso a las detenciones en Mendoza: el Código Procesal Penal, la Ley 6722 y la Ley 9099, que es el Código de Contravenciones. Allí se estipula, además, que hay tres tipos de casos de detención: motivos para sospechar que la persona participó de un delito y que la policía tenga una orden fiscal, otros son casos de delito en flagrancia, es decir cuando una persona es sorprendida en la comisión de un delito o contravención, y el tercero es la mentada detención por averiguación de antecedentes”.

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *