Federico Braun

El dueño de La Anónima aseguró que a las supermercados les fue mal de entrada con Macri

Share

La Anónima tiene 160 sucursales; domina el comercio en la Patagonia.

El empresario Federico Braun, presidente de La Anónima, contó por qué la cadena de supermercados, que además tiene frigorífico de carnes, decidió despedir empleados desde abril del año pasado. Con el macrismo les fue mal de entrada, relató.

Culpó al modelo económico del gobierno de Mauricio Macri, al que su familia le aportó dos funcionarios: Marcos Peña, quien arrancó y terminó el mandato de Macri como jefe de Gabinete, y Miguel Braun, quien comenzó como Secretario de Comercio y continuó como secretario de Política Económica.

El líder de los supermecados que tienen supremacía territorial en la Patagonia dijo que la empresa crecía desde hacía 40 años, con excepción del periodo de crisis de 2001 y 2002, hasta que a mediados de 2018 se tuvo que ajustar.

 

“A uno no le gusta despedir gente”, se atajó el empresario antes de revelar el fondo de la cuestión. Braun concedió una entrevista a Infobae.

“En los últimos 40 años, desde que estoy en la empresa, pasamos de 265 personas a 10.800. Hemos crecido todos los años, excepto en las crisis. En 2001-2002 fue muy fuerte. Pero pasó 2016, 2017 y la crisis que empezó en abril de 2018, con la enorme suba de la tasa de interés, nos obligó a a decir “no, paremos de ser optimistas de que esto va a crecer” y tomamos la decisión, sin prisa pero sin pausa, de ir ajustando las dotaciones para recuperar la eficiencia perdida por la caída de ventas”, describió el supermercadista.

Share