Crisis de Vaca Muerta

“El panorama es desolador”, advirtió la cámara del comercio de la capital de Neuquén

Share

Ceda el paso: la señal que vio el comercio neuquino en la retirada de Macri.

“Asistimos a un panorama desolador”, evaluó la cámara de comerciantes del centro de Neuquén (Acipan) frente a la crisis petrolera. Los comercios están en uno de los peldaños del cerro por el que drena el derrame de Vaca Muerta. Acipan culpó al “gobierno anterior” por el origen de la crisis.

El ánimo político empresario de Neuquén pasó del furor a la agonía sin escalas. Devoto se impuso sobre la Gloria en el último aliento de la gestión de Mauricio Macri. Con las PASO se cayó el castillo de arena que alojaba la ilusión de ser como Noruega.

El diagnóstico del presente de Acipan mete miedo. “Asistimos a un panorama desolador con caída abrupta de la actividad económica del sector, que afecta a toda la cadena de valor provincial: los recursos del Estado, el corte de la cadena de pagos y un estado de crisis en desarrollo que va a terminar con la caída de muchas empresas pymes no sólo del sector afectado en forma directa, sino por un efecto expansivo propio de la actividad económica, del comercio, la industria y los servicios”, puntualiza la entidad que preside Daniel González en un comunicado.

Acipan representa en general al comercio tradicional de la capital neuquina. Su dirigencia participa en la política empresaria de la región, integrando cámaras más relacionadas con la industria petrolera. Gran parte del gobierno de Macri contó con la celebración de la gremial empresaria de los comerciantes neuquinos. Eso no evitó que ahora le pase una factura cara: “No podemos dejar de situar las causas de este lamentable estado en medidas tomadas por el anterior  gobierno nacional ( congelamientos de precios y de disponibilidad de divisas), que violó la imprescindible estabilidad jurídica y arrasó la confianza necesaria que requieren los inversores”, advirtió la comunicación a la prensa de Acipan.

Las medidas del gobierno anterior causantes de la crisis, según la entidad neuquina, fueron definidas en función de las necesidades electorales del macrismo delimitadas por la dura derrota en las PASO del 11 de agosto.

El paquete de medidas electorales de Macri provocó “el desarrollo de políticas distorsivas por parte de las operadoras y grandes empresas de servicios”, consignó la representación de los comerciantes. A renglón seguido, describió la imposición de un modelo mortal para las pymes por parte de las operadoras petroleras. “Salvo contadas excepciones, se ha transferido el costo del congelamiento de la actividad a las pymes”, denunció.

La cámara detalló los efectos para sus asociados del modelo surgido de la política final del macrismo. “‘Los grandes’  alargan los plazos de pagos, desactivan contratos y, principalmente nuestra empresa nacional YPF, desarrollan políticas de concentración con sus subsidiarias o con empresas extrañas a la región, ejerciendo un neto abuso de posición dominante que, a nuestro juicio, puede resultar violatorio de la ley nacional de defensa de la competencia”, consignó el comunicado de Acipan.

“Esto no es casual. Es el resultado  de un programa estructurado, absolutamente voluntario y responde a una política empresaria”, se plantó la entidad de los comerciantes.

Lo que viene es menos trabajo para la gente, adelantó Acipan. “No solo se van a perder puestos de trabajo en el sector hidrocarburífero, sino que va a extenderse a otros sectores vinculados, haciéndonos importar desempleo, dejando a muchos argentinos que han venido con la esperanza de obtener un futuro mejor, en una situación de paro. Algo típico de una economía de enclave”, advirtió.

Share